scorecardresearch

Aranda pretende conectar sus tres ríos con una senda verde

I.M.L.
-

De cara a lograr una ayuda de los fondos europeos, una empresa externa redactará el proyecto que incluya la restauración de los ecosistemas fluviales y medidas para la reducción del riesgo de inundaciones

El proyecto debe incluir las medidas necesarias para arreglar el tramo urbano del GR-14. - Foto: L.N.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Aranda de Duero quiere poner en valor la riqueza fluvial de la capital ribereña y para ello incluye en sus planes para este año la creación de una senda verde que conecte los tres ríos que atraviesan la ciudad, el Duero y sus afluentes Bañuelos y Arandilla, de forma que se pueda recorrer toda la zona norte del casco urbano por un entorno natural y paseable.

Para concretar el proyecto, ante la falta de personal de la que adolece este departamento municipal, se ha abierto una licitación para contratar a una empresa externa que redacte este documento que, además del diseño de esta senda, marcará el coste de la misma. Para esta licitación hay fijado un importe de 15.000 euros y la firma que resulte adjudicataria tendrá 16 días para entregar el proyecto redactado. La partida para ejecutarlo aún no se puede cuantificar pero lo que sí avanza el responsable de la Concejalía de Medio Ambiente, el edil Carlos Fernández, es que no será hasta el reparto de los remanentes de 2021 cuando se consigne la cantidad necesaria para ejecutar el proyecto.

Además de esta gran senda verde, que conectará los barrios Ferial Bañuelos, Santa Catalina y Zona Centro, todos ellos ubicados hacia el norte de la margen derecha del Duero, en el proyecto se incluirán las obras a ejecutar en una actuación integral para recuperar el tramo urbano del sendero GR-14, que transcurre paralelo a la margen izquierda del principal cauce que transita por el término municipal arandino.

Para que el coste de este proyecto sea menor para las arcas municipales, esta iniciativa se pretende presentar a la convocatoria de subvenciones de la Fundación Biodiversidad para la restauración de ecosistemas fluviales en entornos urbanos, dentro de los fondos europeos Next Generation de la Unión Europea. Por ello, el proyecto también debe incluir medidas para reducir el riesgo de inundación del entorno urbano de estos ríos.

Desde el área municipal de Medio Ambiente consideran que "es totalmente necesario un proyecto que transforme el entorno urbano de las zonas de ribera para adecuarlas a través de la naturalización al uso público como espacio verde" ya que han detectado "la creciente demanda por parte de la sociedad de espacios verdes bien conservados en los que satisfacer sus necesidades de ocio, contacto con la naturaleza y recreo".