scorecardresearch

Fernández Mañueco prefiere un gobierno en solitario

SPC
-

El candidato del PP anuncia una ronda de reuniones con los partidos sobre un programa de futuro para la Comunidad

Alfonso Fernández Mañueco atiende a los medios a su llegada la noche del domingo al hotel de Salamanca tras conocerse los resultados. - Foto: David Arranz (Ical)

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta y aspirante a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró hoy que le "gustaría" formar un Gobierno en solitario avalado por "la eficacia en la gestión, útil y fuerte para evitar disonancias", y consideró que es "factible", aunque tampoco descartó el otro escenario de un Ejecutivo de coalición con Vox. "La gente quiere certidumbre y estabilidad", espetó.

"Lo que toca ahora es dialogar, negociar, vamos a actuar con responsabilidad, con transparencia y pensando en el interés general", planteó Fernández Mañueco, que avanzó una reunión mañana de la dirección autonómica para analizar los resultados de las elecciones celebradas ayer y una ronda con los partidos, que iniciaría con el PSOE, como segundo partido en escaños. "Siempre es bueno conocer a las personas y formaciones políticas que entran nuevos en las Cortes", precisó, para admitir no conocer a Juan García-Gallardo (Vox), "ni haber hablado con él".

El dirigente autonómico hizo estas declaraciones en diferentes entrevistas concedidas a varios medios de comunicación y recogidas por Ical. En ellas dejó claro que "el peso de la negociación" la llevará él como presidente y el Partido Popular de Castilla y León y recalcó que se debe hablar de los problemas, soluciones y necesidades para la Comunidad, de un programa de futuro para esta tierra. Añadió que salvo una situación "excepcionalísima", que no se le pasa ahora por cabeza, no habrá una repetición de las elecciones y apeló a la "responsabilidad", porque "no hay causa ni motivo, en el día de hoy, para pensar en nuevas elecciones".

"El Partido Popular ha ganado, tiene más votos y escaños", defendió, para insistir en que se debe hablar de programa, donde citó un plan de choque para la sanidad, refuerzo de los servicios públicos, despoblación o la PAC, y no de "un juego de sillones", en relación a que Santiago Abascal dijera ayer que al candidato Juan García-Gallardo se le está poniendo "cara de vicepresidente". "En la noche electoral se dicen cosas, hay que hablar de un acuerdo programático de futuro", apostilló.

Respecto a declaraciones del secretario general del PP, Teodoro García Egea, sobre los gobiernos de coalición, Fernández Mañueco recalcó que "desde el minuto cero la negociación va a ser del Partido Popular de Castilla y León". "Siempre he salido a ganar, sabiendo que la mayoría absoluta era difícil y solo la consiguen los elegidos. Nunca ha estado en mi vocabulario ni planteamiento", anotó.

Preguntado por si estaba arrepentido de haber convocado las elecciones anticipadas tras ver el resultado de las votaciones, Fernández Mañueco apuntó que la "disyuntiva" era la moción de censura o gobierno en los despachos sin transparencia, apoyado en tránsfugas, o dar la voz a los castellanos y leoneses. "Los ciudadanos de la Comunidad han hablado alto y claro. Quienes estaban formando una alianza en los despachos, a espaldas de los castellanos y leoneses, han perdido veinte escaños que son los que suman el PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos", sentenció. Frente a eso, sacó pecho por que el PP ha ganado dos asientos en las Cortes.

Sobre el resultado de los "localismos", planteó que siempre han existido en León de la mano de UPL. "Ha habido partidos locales provinciales que crecen, están cuatro u ocho años y desaparecen. No se puede equiparar a la España Vaciada, porque UPL y Por Ávila ya tenían representación y Soria Ya ha desestimado el eslogan y es un movimiento social que llevaba 20 años", dijo. Por ello, apostó por una "vía más estable" porque los partidos locales "generan cuestiones territoriales y es una opción complicada a corto plazo, en la investidura".

También tuvo palabras para el candidato de Cs, Francisco Igea, del que dijo ha llevado al "abismo" a la formación naranja, algo que, precisó, ya había advertido a algunos dirigentes y la dirección general de Ciudadanos. "No soy yo quien diga lo que tiene que hacer el señor Igea por que es una responsabilidad que les corresponde gestionar al partido", concluyó.

Para concluir, destacó que Castilla y León ha dado un "ejemplo de ser una comunidad política de primera división, tan histórica como la que más", con una participación del 64 por ciento, y alabó la movilización del PP, que ha obtenido dos escaños más, "y que se había puesto en duda".

Finalmente, se consideró respaldado en su decisión de convocar las elecciones ante los resultados de ser el partido más votado, evitar "el riesgo" de una moción de censura, votar con un protocolo covid y tener una participación aceptable pese al frio o concurrir a estos comicios en solitario. "Castilla y León ha dado un ejemplo, me siento profundamente orgullo", zanjó.