scorecardresearch

Las floristerías trasladan su feria de Navidad al puente

B.G.R.
-

Del 6 al 8 se celebrará la tradicional muestra de Castilfalé con la presencia de puestos de venta

La Asociación Flojabur dejará el Palacio de Castilfalé para trasladarse a un espacio más amplio. - Foto: Patricia

Después del parón obligado por la pandemia, la Asociación de Floristas y Jardineros de Burgos (Flojabur) ha retomado su tradicional feria de Navidad con más fuerza que nunca y dos novedades que afectan a su ubicación y fecha de celebración. Dejarán el Palacio de Castilfalé, su lugar de origen pero donde los problemas de espacio impedían sacar todo el partido posible a esta cita comercial, y también el mes de noviembre, pasando a celebrarse en el patio del Monasterio de San Juan y en el próximo puente de la Constitución (del 6 al 8 de diciembre).

La Feria de Navidad de los Floristas de Burgos, tal y como se ha bautizado, incluirá la decoración de todo el patio del cenobio con gran montaje floral, a lo que se sumará la presencia de los puestos o casetas de los floristas que integran la agrupación y que expondrán su género combinando la tradición con toques más modernos de ornamentación. La iniciativa está organizada por el Ayuntamiento, que la presentará próximamente, y cuenta con la colaboración de la citada entidad gremial.

Con estos cambios, el colectivo quiere dar un impulso a su actividad después de haber sufrido las consecuencias económicas de la crisis sanitaria. Estas han supuesto la suspensión de sus ferias anuales, tanto la navideña como el mercado de las flores de mayo, así como la cancelación de numerosas celebraciones claves para la viabilidad de sus negocios, tales como comuniones o bodas. Este año han ido ir recuperando su volumen de ventas, que ha cobrado especial relevancia durante el puente de los Santos, una de las fechas más importantes para este sector.

Fue ya el pasado mes abril cuando la asociación decidió trabajar en un proyecto de mayor envergadura que permitiera recuperar las pérdidas registradas. Presentó una propuesta al Ayuntamiento que ha quedado materializada en el evento del mes de diciembre. En esa idea recogían como ubicación idónea el Monasterio de San Juan, al ser un espacio mucho más amplio, con más posibilidades de decoración, resguardado y con ventilación. Ya antes de la pandemia, la entidad había expresado que el Palacio de Castilfalé se quedaba pequeño, teniendo en cuenta que la feria atrae cada año a cerca de 10.000 personas. Respecto a las fechas, su cita tradicional se había adelantado al fin de semana de noviembre anterior al Black Friday y o Viernes Negro para evitar que se solaparan ambas iniciativas comerciales. Para este año se ha modificado también el calendario, aunque retrasando la celebración al puente de la Constitución al considerarse que puede resultar un atractivo interesante para los turistas que visitan la ciudad en esas fechas y concebirse como gran evento a modo de inauguración de la Navidad en Burgos.