scorecardresearch

El presupuesto sale adelante frente a las críticas por la falta de austeridad

A.R. / Burgos
-

Se aprobaron con 13 de los 15 votos del PP (faltaron los concejales Santiago González y Ana Lopidana). PSOE, UPyD votaron en contra, mientras que el edil de IU se ausentó de la sala

Cinco ediles del grupo socialista, al inicio de la sesión de ayer. Unos, de charla. Otros, pensativos. - Foto: DB/Ángel Ayala

Solo el lapsus del portavoz de UPyD, Roberto Alonso, al confundir al equipo de Gobierno con la oposición y exclamar un: «¡Qué más da, por favor!» arrancó algunas sonrisas en el Pleno de ayer. Y es que las dos horas restantes transcurrieron entre cifras, porcentajes y un farragoso debate entre Gobierno y oposición, que defendió posturas encontradas en materia de austeridad y endeudamiento principalmente. Al final, y como estaba previsto, los 13 votos a favor del PP permitieron la aprobación inicial del presupuesto para 2012, que asciende a 204 millones de euros, tres menos que el del presente ejercicio.       

El turno de intervenciones lo abrió el edil de Hacienda, Salvador de Foronda, quien defendió que las cuentas contemplan, por ejemplo, la puesta en funcionamiento del auditorio, la apertura del tramo Gamonal-Capiscol del bulevar, la ampliación de la depuradora, la construcción del Burgos Arena, «una dotación largamente demandada por la ciudad» o la redacción del proyecto para el bulevar de la calle Vitoria y el Plan Director  Gamonal-Capiscol.

Por su parte, Carmen Hernando insistió en que el documento no presenta «ningún atisbo del Plan de Austeridad» y pidió «transparencia» al PP en cuanto al nivel de endeudamiento: «¡No decir que hacemos magia con los préstamos!», al tiempo que recordó al equipo de Gobierno las deudas de los consorcios de Villalonquéjar y el Desvío Ferroviario (300 millones) y el crédito firmado recientemente para la depuradora (5,3 millones sólo en 2012).

Rajoy y Rico

Por otro lado, el portavoz de UPyD, Roberto Alonso, anunció que enviará en breve a los diputados de su partido en el Congreso -encabezados por Rosa Díez- un informe de la situación económica del Ayuntamiento para que se lo haga llegar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «con la esperanza de que les conmine a seguir la política económica que él ha marcado para todas las administraciones». Igualmente, se dirigió al presidente del PP provincial y concejal, César Rico, para advertirle que, en su opinión, «el PP va a pagar las consecuencias de este error (el presupuesto)», al tiempo que le pidió que «rectifique la trayectoria del alcalde».

     Finalmente, el edil de IU, Raúl Salinero, criticó que los presupuestos «no sean participativos»  y anunció que cuando las cuentas se aprueben definitivamente -ahora hay un periodo de exposición pública- votará en contra.

La oposición en bloque se quejó de la premura con la que se han aprobado y el poco tiempo (10 días) que han tenido para estudiar los documentos.