El coche 'Km.0' triunfa en la primera semana del alza fiscal

G. ARCE
-

Los concesionarios de la ciudad concentran su actividad estos días en gestionar las operaciones firmadas el pasado diciembre, antes de que entrase en vigor el aumento del impuesto de matriculación

La primera semana del año es una de las que menor actividad comercial generan en los concesionarios de automóviles. - Foto: Alberto Rodrigo

Los turismos ‘kilómetro 0’, automatriculados por la red comercial antes del 1 de enero de 2021, han sido los protagonistas de las primeras operaciones firmadas con el nuevo año, tras el alza del impuesto de matriculación que penalizará una media de 650 euros las ventas de los vehículos nuevos.A falta de un primer balance mensual, la nueva fiscalidad es un factor a tener en cuenta en las castigadas ventas de todos los concesionarios, una «piedra más» -coinciden- en un año que prevén «complejo» por la crisis sanitaria y económica. 

La primera semana del año, explican los integrantes de la asociación provincial de concesionarios, Aconauto, es tradicionalmente una de las «flojas» del ejercicio pues coincide con vacaciones escolares, la campaña de regalos de Reyes Magos y, en este 2021, con la «resaca» de un mes de diciembre en el que la inminencia del alza fiscal ha animado las ventas de stock de última hora. 

Diciembre cerró con un crecimiento de la matriculación de turismos y todoterreno del 1,2% con respecto al mismo mes de 2019, una subida totalmente insuficiente para aliviar el descenso del 32% que se registró en el conjunto del año de la pandemia, que cerró con 4.018 transacciones.

El presidente de Aconauto y responsable del concesionario Fausto Motor, Carlos Arce, reconoce que los últimos días han estado gestionando la entrega de los coches vendidos a final del pasado año. «Enero va a ser un mes malo porque mucha gente se decidió a comprar en diciembre, máxime cuando ya se sabía que el impuesto de matriculación iba a suponer unos 650 euros de media de más en la compra a partir del día 1». 

En diciembre se han vendido buena parte de los stocks en las concesiones y la disponibilidad de coches nuevos es más baja hoy y hay que barajar unos plazos de entrega entre 15 y 20 días si el modelo está fabricado y almacenado en España. No obstante, todavía hay coches en stock y a las marcas les interesa sacarlos al mercado y en este ámbito puede haber oportunidades. Son días, por otro lado, de aplicación de tarifas nuevas y de fijar objetivos para el ejercicio, explica Arce.  

Fernando de Santiago, del Grupo de Santiago, explica que la mayoría de las matriculaciones de diciembre se han centrado en coches no contaminantes (híbridos principalmente) frenando aquellas de los vehículos más contaminantes (los de mayores emisiones de CO2, penalizados por Comisión Europea). «Para nosotros, el mes comienza el día 11 y el enero son 3 semanas completas que veremos qué comportamiento tienen».

Eléctricos. Julián Alonso, de GJAutomotive,  explica que los ‘kilómetros 0’ procedentes del stock de 2020 se están vendiendo bien, son coches matriculados el pasado año y tiene el atractivo de los 650-1.000 euros menos que no pagan de matriculación. En su caso, relativiza el impacto del nuevo impuesto de matriculación, al que atribuye más un efecto psicológico (negativo) sobre el comprador, «pues al final es una subida lineal para todos los automóviles y marcas que afecta a todos». En marzo se verá si impacta a las ventas.

En GJAutomotive destacan que el impuesto no afecta a los vehículos eléctricos, que ganan atractivo  y acercan sus precios a los de motor combustión. 2021 será en este sentido un año importante para el desarrollo de este ámbito.

Fernando Andrés García, de Ural Motor, coincide con sus compañeros en la situación de las ventas. «Son pocos días de 2021 y es una semana corta y de pocas operaciones. El alza del impuesto pone más difícil la venta pero todos -también el cliente- nos tenemos que adaptar. El año no va a ser fácil pues también luchamos contra la pandemia, los ERTE, el paro, todo influye en la venta».