scorecardresearch

PSOE y UPyD piden que los vecinos tengan voz en el mapa de autobuses

C.M. / Burgos
-

Rechazan el «oscurantismo» con el que se ha gestado el diseño y exigen al PPque diga la empresa que lo ha elaborado, el procedimiento de adjudicación y el coste que ha tenido

Las protestas por la supresión de líneas son cada vez más intensas. - Foto: Alberto Rodrigo

Partido Socialista y Unión, Progreso y Democracia exigirán al equipo municipal de Gobierno que abra un «riguroso» proceso de consultas con los vecinos para consensuar el nuevo mapa de autobuses urbanos. Ambas formaciones políticas lamentaron el «oscurantismo» que ha rodeado la reestructuración y piden que se ofrezcan datos sobre la empresa que lo ha elaborado, la forma de adjudicación y el coste.

El concejal socialista Carlos Andrés Mahamud aseguró que la reducción de líneas no debe implicar una reducción de servicios y pidió que se haga un «verdadero» estudio de necesidades que tiene el acceso a los polígonos industriales, la Universidad o el hospital. «Habrá una disminución de la oferta de este servicio y no sabemos los criterios que se han seguido para eliminar la mitad de las líneas. Esto no es un verdadero estudio; es una broma», indicó.

Además de exigir que se abra una consulta con las asociaciones ciudadanas, los partidos de la oposición y los trabajadores del servicio, el PSOE promoverá una campaña a favor del transporte público en la ciudad. «La situación económica y la demanda de medidas alternativas de transporte que exigen que se escuche a todos los colectivos», añadió.

Desde Unión, Progreso y Democracia, el consejero de vecino en el Servicio de Movilidad, Mario Díez, lamentó que no se haya dado la oportunidad a los grupos de la oposición ni a los vecinos de participar en el diseño. «Estamos para sumar y no para restar. Este tema es un ejemplo del estilo autoritario y falta de democracia del equipo de Gobierno. Esta crisis se está llevando por delante demasiados servicios a los ciudadanos si querer renunciar a obras faraónicas como el arena o el bulevar».

Díez lamentó que la línea 13 Gamonal-Ventilla, que en la actualidad tiene 30 pasajeros al día, limite su recorrido completo a menos de 5 minutos, mientas que la línea 1 de Gamonal que da servicio a la calle Vitoria baje su frecuencia de 7 a 15 minutos.

Además, UPYD recordó que es prioritario el servicio de autobús al complejo hospitalarios, en el que siguen sin poder entrar. «El diseño es descabellado y parece de alguien que no ha cogido el autobús en su vida. Un servicio que fue modélico ahora es una de las mayores fuentes de queja del ayuntamiento», añadió.

Díez reconoció el especial esfuerzo que está realizando la plantilla de Samyt para que este servicio salga adelante y mostró su deseo de que se mantenga.

Por otro lado, a la recogida de firmas contra el nuevo mapa de autobuses urbanos que se inició desde la asociaciones de vecinos Las Eras y San Juan de los Lagos, se han sumado la de Río Vena.