scorecardresearch

Plata para La Roja de los fogones, que capitanea un burgalés

I.P.
-

La selección española de cocina, liderada por Javier Andrade, chef del restaurante La Trapera de Pradoluengo, se alza con el segundo puesto en el Mundial de Luxemburgo, con platos que han recreado obras de Picasso, Dalí y Miró

El equipo español al completo posa junto a las elaboraciones culinarias que le han valido un subcampeonato mundial. - Foto: DB

La selección española de cocina escala posiciones. Hace cuatro año se alzó con el bronce y ahora acaba de colgarse la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Cocina que se ha celebrado en Luxemburgo a lo largo de la pasada semana. La Roja de la cocina, capitaneada por Javier Andrade, chef del restaurante La Trapera de Pradoluengo, obtiene el pase directo a las Olimpiadas Gastronómicas que se celebrarán en Alemania en 2024. 

El combinado nacional, integrado por 10 profesionales, ha dado una lección en la que no solo ha puesto al más alto nivel los productos españoles, sino su elaboración con la fusión entre la cocina tradicional y la vanguardia, y una esmerada presentación; estas ha estado presidida por el arte de los pintores españoles más importantes, en uno de los apartados siempre innovadores del certamen, el de los postres, recreando con una base principal del chocolate escenas de los cuadros más conocidos de Picasso, Dalí y Miró, de la mano de Víctor Trochi, del restaurante del mismo nombre de Barcelona.

Trochi es uno de los cocineros integrantes del equipo español, completado por Toño Rodríguez, de La Era de los Nogales, de Huesca, Rafael Arroyo, de El Claustro de Granada, y Fran Segura, pastelero ubicado en Alicante. Además de estos cuatro chefs, el equipo nacional lo conforman tres ayudantes de cocina y dos entrenadores, así como el propio Javier Andrade que, además de cocinar ha cumplido con su misión de capitanear a la Roja de los fogones. Destaca, por otra parte, en este equipo una única mujer, la palentina Roxana Sevinger, chef de La Fábrica del Canal en Abarca de Campos.

Andrade, durante la preparación de uno de sus platos estos días en Luxemburgo. Andrade, durante la preparación de uno de sus platos estos días en Luxemburgo. - Foto: DB

Todos ellos han llevado a Luxemburgo lo mejor de nuestra gastronomía para la elaboración de sus platos, que en esta ocasión tenía como referencia el 'gran escaparate' que en los años 60 y 70 adornaba las entradas de los principales hoteles de Europa con los productos más característicos de cada país y que luego se servían a los clientes.

Por lo que respecta al menú elaborado por España para esta ocasión, cada uno de los cinco chefs ha trabajado con los productos propios  de su tierra. Así, el propio Andrade se ha recreado en una bandeja elaborada a base de cerdo ibérico, sin desperdiciar nada del animal, haciendo bueno el refrán 'del cerdo, hasta los andares'. Todo ello introduciendo en la elaboración otros productos de temporada y locales, como la trucha, los boletus o la calabaza.

Los platos del cocinero de La Trapera se han visto ensalzados, además, con las creaciones del resto de profesionales de la cocina, con la exaltación de productos de las distintas regiones, como el cordero lechal, las aceitunas y las anchoas, la perdiz roja o las gambas, sin que haya faltado el aceite de oliva como ingrediente esencial para su elaboración.

En este Campeonato Mundial de Cocina han participado 32 países y la medalla de oro ha viajado hasta Noruega. El combinado español se ha mostrado muy satisfecho y orgulloso de elevar al segundo puesto de la clasificación de la gastronomía española, tras los dos bronces de las ediciones anteriores. Javier Andrade añade que es un plus para acudir a las Olimpiadas, que tendrán lugar  dentro de dos años y en la que esperan repetir podium.

Un chef con muchos galones. Javier Andrade lleva más de un año tras los fogones de La Trapera, y allí, entre la exuberante vegetación y la música de las cascadas, reinventa cada día su cocina. Su creatividad le han hecho acreedor de varios premios, así como ser designado capitán de la selección española. Estos días que medio Mundo está pendiente del mundial de fútbol de Catar, hablar de medallas es hablar de esperanza y confianza en los nuestros.      

Y si es por bagaje, el de Andrade está bien alto. En su haber tiene la medalla de oro en el Campeonato de Europa Junior en 2013 y de bronce ese año en el Mundial. Igualmente fue tercero en 2014 y 2018 en el Culinary World Cup, y el mismo metal se colgó en las Olimpiadas de 2016, que completó en 2017 con el oro en la Copa de las Américas, celebrada en la República Dominicana.