Fallece el vigía de la Catedral

DB
-

Matías González trabajaba de sacristán en la Seo desde hace 25 años, el mismo tiempo que llevaba viviendo en la única casa de Burgos que comparte cimientos con el templo

Desde la ventana de su dormitorio, como si de una atalaya se tratara, Matías podía controlar quién pasaba por el arco de Santa María. - Foto: Patricia

Matías González, el sacristán de la Catedral de Burgos, falleció este lunes. Inquilino, junto a su hermana Lola, de la única vivienda de la capital anexa a la Seo, González comenzó a trabajar en ella en abril de 1991, hace 25 años, y desde entonces adquirió el compromiso de controlar el templo. Cada vez que saltaba la alarma, él iba a ver qué ocurría. Ahora la Catedral se ha quedado sin su vigía.