scorecardresearch

Un tercio del suelo urbano provincial, en Burgos y su alfoz

G.Arce
-

Un 2% del territorio provincial (21.465 hectáreas) está edificado o se puede edificar, porcentaje muy alejado del 15% y 12% que alcanzan provincias como Madrid y Barcelona, respectivamente

El municipio de Orbaneja Riopico dispone de 107 hectáreas de naturaleza urbana, el 11,48% de su territorio. - Foto: Alberto Rodrigo

El 2% de la superficie de la provincia, 21.465 hectáreas, es de naturaleza urbana, es decir, es suelo calificado como urbano, urbanizado o equivalente por el ordenamiento urbanístico. Un tercio del mismo, 7.075 hectáreas en total, se reparten entre la capital y los 28 municipios que integran su alfoz, donde se concentra buena parte de la población de la provincia y de las expectativas de crecimiento demográfico de la misma.

Burgos, con sus 1,4 millones de hectáreas, es la duodécima provincia en extensión de España, ranking que lidera Badajoz con 2,1 millones de hectáreas, seguida de Cáceres y Ciudad Real (1,9 millones cada una). El Catastro fija un 2% de suelo de naturaleza urbana en la provincia, cifra por debajo de la media nacional (3%) y muy alejada del 15% que se alcanza en Madrid o del 12% de Barcelona. 

Asimismo, el suelo urbanizable prospera generosamente en las provincias costeras como Alicante (9%); Pontevedra (8%); Islas Baleares, Málaga, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas (6%); y Girona, Tarragona y Valencia, con el 5% de su territorio. Casos aparte son Melilla y Ceuta, que alcanzan el 52% y el 30%, respectivamente.

vivienda. En las 21.465 hectáreas urbanas de Burgos se levantan 257.556 viviendas, según los últimos registros del Catastro, 147.961 de las cuales son viviendas colectivas y el resto, 109.595, son unifamiliares. Tan solo un 3,4% de todo el parque se ha construido con fecha posterior al año 2010, mientras que casi un 40% (el 39,7% exactamente) tienen más de 52 años.

Dentro de las fronteras provinciales, la capital tiene ordenadas 4.419 hectáreas urbanas, el 41,27% del término. Es el porcentaje más  alto, e incluso sería mayor si se suma toda su órbita de influencia.

Hay que tener en cuenta de entrada que el tamaño de los términos municipales es muy variado. Burgos capital, con 10.706 hectáreas, es tres veces menor que Villadiego (32.796) y también queda lejos de la Merindad de Río Ubierna, Valle de Sedano, Valle de Mena o Condado de Treviño, que superan las 26.000 hectáreas cada uno. El más pequeño es Cantabrana, que aglutina 314 hectáreas, 2 de ellas urbanas.

Partiendo de estas dimensiones, el municipio fuera de la capital con mayor porcentaje de superficie urbanística es Arija (28,38%), que destina a la edificación 198 de las 700 hectáreas que ocupa el término. 

Tras Arija está Saldaña de Burgos, con el 20,39% de su término urbanizable, en total, 166 de las 815 hectáreas que ocupa. Por debajo de estos registros se ubican los grandes núcleos urbanos del alfoz: Villagonzalo Pedernales (17,78% y 245 hectáreas), Villalbilla de Burgos (16,43% y 237), Cardeñajimeno  (13% y 158), Orbaneja Riopico (11,48% y 107), Valdorros (8,01% y 133) y Villariezo (6,91% y 70).

Miranda de Ebro cuenta 1.274 hectáreas de naturaleza urbana, el 12,58%, y Aranda de Duero alcanza un 8,32% de su suelo (1.059).

Los porcentajes en buena parte de la provincia  no superan el 1%, reflejo de que su desarrollo urbano es mínimo por falta de población.  Hay alguna excepción reseñable en la estadística del Catastro, como Torrecilla del Monte (7,78% de su suelo urbanizable) o Hacinas,  Modúbar de la Emparedada o Quintanaortuño, que superan el 5%.