scorecardresearch
René Payo

Del Ayer al Hoy

René Payo


Cruz Novillo

25/01/2022

Ocurre, en ocasiones y de manera inexplicable, que determinados acontecimientos de carácter cultural de notable nivel e interés objetivo pasan relativamente desapercibidos en el momento de su celebración, recuperándose su memoria tiempo después de haber terminado. Quizá esto es lo que puede suceder con la exposición, recientemente inaugurada el pasado viernes en el Arco de Santa María de nuestra ciudad, en torno a Cruz Novillo, uno de los más grandes artistas y diseñadores españoles del último tercio del siglo XX y de los primeros lustros del XXI. Recientemente, en un documental retrospectivo sobre su vida, se ha definido a este personaje como el hombre que diseñó España y, en efecto, así es.

Algunos de los logotipos que forman parte de nuestra imagen colectiva de país, desde el de Correos hasta el de la Policía Nacional, pasando por el de decenas de corporaciones y empresas públicas y privadas son fruto de su portentoso talento para generar imágenes que, de manera sintética, resumen de forma certera conceptos y funciones.

Pero Cruz Novillo es más que un gran diseñador. Nos encontramos, sin duda, ante uno de los referentes de la plástica de nuestros días, en cuya producción pictórica y escultórica se detecta una clara vocación filosófica y reflexiva en torno al origen de los volúmenes, a las complejas relaciones cromáticas, a los ritmos y variaciones seriales de las formas y a las vinculaciones entre artes figurativas y música, aspecto este que tanto ha preocupado a artistas y filósofos al menos desde la época griega.

Las salas expositivas del Arco de Santa María presentan importantes muestras de algunas de las series creativas del maestro que, desde el principio, seducen y atraen al espectador que queda atrapado por unas producciones que, a pesar de su carácter no figurativo, son capaces de llevarnos al desarrollo de profundas reflexiones sobre el último significado del arte de nuestro tiempo. Espero que no sea esta exposición una oportunidad desaprovechada para acercarse en estos días a la potente obra de uno de nuestros más ilustres creadores contemporáneos.