La llama del mito Cruyff sigue viva

EFE
-

El holandés persiste en el recuerdo de los aficionados al fútbol cuatro años después de su fallecimiento

La llama del mito Cruyff sigue viva

Todavía sigue viva la llama del mito de Johan Cruyff entre el barcelonismo y la afición del Ajax, al cumplirse el cuarto aniversario de su fallecimiento, como consecuencia de un cáncer pulmonar a los 68 años.
El 24 de marzo de 2016 se conocía que uno de los jugadores más brillantes que ha dado el fútbol en su largo centenario de existencia fenecía en Barcelona tras una larga lucha contra un cáncer que le doblegó.
Desde entonces, la figura del que sigue siendo uno de los principales iconos del club azulgrana sigue vigente, bien por la oportunidad en las redes sociales donde siempre se puede visualizar algunas de sus acciones, como por las iniciativas emprendidas tanto por el Ajax como por el Barça, o sobre todo por su fundación, encaminada a ayudar a menores con discapacidades, así como implantar por todo el mundo sus conocidos Cruyff Courts, espacios para jugar al fútbol en la calle.
Además, el legado del holandés también lo impulsa el Johan Cruyff Institute para formar a aspirantes en gestión y marketing deportivo. 
Primero fue el equipo de los Países Bajos que decidió en abril del 2017 renombrar el Arena del Ajax, inaugurado en 1996, como Johan Cruyff Arena, una iniciativa que se hizo efectiva el 25 de octubre del mismo año.
Menos atrevido fue el Barcelona, especialmente porque en su mega proyecto ‘Espai Barça’ prevé que el nombre comercial con el que se renombrará el Camp Nou le aporte pingües beneficios.
No obstante, la entidad azulgrana no ha sido menos en honrar el mito de Johan Cruyff y en 2019 culminó dos iniciativas que quedarán para la posteridad como son una estatua frente al Camp Nou y la denominación de Estadi Johan Cruyff al principal campo de la Ciudad Deportiva, donde juegan el equipo filial, el juvenil y el equipo femenino de la Primera División.
Con el lema ‘Salid y disfrutad’, que fue la arenga que lanzó a los suyos antes de afrontar en el viejo Wembley londinense la final de la Copa de Europa de 1992 contra la Sampdoria (1-0, gol de Koeman), el Barcelona desveló el pasado 26 de agosto ante la sociedad una estatua de Johan Cruyff frente a la tribuna del Camp Nou, convirtiéndose en un reclamo de máximo interés no solo en los días de partido, sino cuando se abre el recinto durante todo el día.