Alfredo Scalisi


Vacíos

29/11/2020

En estos días en que la mascarilla me oprime la cara, me hace sudar y no me permite apreciar bien ese perfume que aquella tarde te regalé en un ataque de cariño; o en los que la pantalla del cine se queda en blanco, o mejor dicho, en negro, mientras nuestros amigos nos llaman y nos dicen que la última de Bond solo se estrenará en el Limbo; o en los que los más pequeños se dirigen de la mano de sus padres hacia sus casas porque el teatro se ha vuelto a suspender y esa tarde la princesa no va a ser salvada por su príncipe, igual que ayer el lobo no salió a buscar a Caperucita; o aquel equipo de baloncesto que, casi recién ascendido y con aire de novato, había ganado una Copa de Europa demostrándonos que los milagros también existen, y más aún cuando nadie puede ir a animarles en directo; o cuando ella y él piensan en su obligada separación con sabor a amargura cuando llevan meses sin verse porque aún viviendo cerca, están en diferentes comunidades; o ese médico que pensaba que lo había visto ya todo y nunca esperó encontrarse a la enfermedad viajando desbocada de persona en persona mientras la realidad blanca de hospital se transforma en los colores oscuros del agotamiento y de la rendición sobrepasándole su resistencia y la de casi todos sus compañeros; o el político que se metió en el partido del Gobierno por vivir tiempos de lujos y de abundancia y que ya está pensando en su dimisión porque él no entró allí para luchar contra los elementos... En estos días, decía, te abrazo con más fuerza por si acaso el virus se fija en nosotros y le da por colocar honda negrura en nuestros sueños.



Las más vistas

Opinión

Implicados

"Esta victoria no oculta los problemas que sigue sufriendo el club, pero sí afianza una de las claves para el futuro. El éxito deportivo es básico para su supervivencia. Y el Burgos CF lleva el camino correcto"