scorecardresearch

Tender la mano para subir a las tablas

B.A.
-

'Apunta a la luna, si fallas siempre puedes dar a alguna estrella', es la frase con la que el Grupo de Teatro de Tierra de Lara abre sus puertas e invita a que entren nuevos integrantes

La última vez que el grupo interpretó la obra El Conde Fernán González en San Pedro de Arlanza fue en el verano de 2019. - Foto: f2estudio

Apunta a la luna, si fallas siempre puedes dar a alguna estrella. Con esta incitadora frase, que invita a ir más lejos, a intentarlo, a disfrutar de lo que puedas encontrarte por el camino en busca de tu objetivo final, el Grupo de Teatro de la Asociación para el Desarrollo de Tierra de Lara abre sus puertas y tiende una mano a todos aquellos que quieran subirse con él a los escenarios. «Somos integradores y una vez al año hacemos este tipo de campaña, no porque tengamos carencia de actores, sino por si hay alguien interesado en la interpretación que quiera participar que sepa que aquí estamos, que tiene nuestra puerta abierta», asegura Borja Rosales, presidente de este grupo de teatro, que ya ha sumado con esta iniciativa tres nuevas caras a su elenco de actores amateur y que sigue receptivo a aumentar ese número. 

Actualmente está integrado por más de una treintena de personas, de los pueblos de Tierra de Lara y de otros lugares -en este caso también están abiertos-, y su repertorio se divide principalmente en dos vertientes: los sainetes y entremeses que representan por los diferentes pueblos, y la puesta en escena de la obra adaptada de Lope de Vega, El Conde Fernán González, con el monasterio de San Pedro de Arlanza como telón de fondo. «El grupo empezó haciendo esos pequeños sainetes en el 2011, así fuimos cogiendo tablas y se pudo ir definiendo el reparto de Fernán González, que se estrenó en el 2012. Ahí empezarán también los nuevos integrantes, con la posibilidad después de saltar a la representación de Arlanza», explica Rosales, dejando claro que no hay límite de plazas. 

Tras dos años sin hacer teatro, desde este grupo miran a 2022 con ilusión y ganas «de seguir llevando la cultura a los pueblos». «Gusta nuestra participación cercana, a los espectadores les atraer ver actuar a gente de su entorno y disfrutar de esa faceta interpretativa que desconocían, por ejemplo, de sus vecinos, lo que supone un valor añadido. Este tipo de obras nos la demandan bastante, y queremos llevarlas aún más a las localidades», comenta Rosales. Respecto a su producción más importante, El Conde Fernán González, comenzarán en breve los ensayos. «Estamos revisando los papeles y mirando cada uno nuestro personaje. En el 2020 y el año pasado no la pudimos hacer, y en el 2019 tuvimos que suspender la sesión un día por la lluvia, así que confiamos en poder volver este verano». Lo que aún les falta por definir es si será el segundo o el tercer fin de semana de julio, que son las fechas habituales en las que El Conde Fernán González está en Arlanza, una obra en la que introducen cada año algún personaje o escena nueva para que varíe de una edición a otra en algún aspecto.

Rosales define al Grupo de Teatro de Tierra de Lara como una gran familia. «No solo es actuar. Las personas que estamos en él somos amigos, un grupo muy humano, pero entendemos que las asociaciones tienen que ir regenerándose, que no se pueden quedar estancadas, y por eso hay que tener la puerta abierta, invitar a la participación y a que entren personas nuevas». 

ARCHIVADO EN: Teatro