scorecardresearch

¿Me multarán si paso por el pivote?

L.N.
-

Los vecinos del centro de Aranda advierten que el bolardo del Arco Pajarito lleva meses bajado y el semáforo apagado, así que «entra todo el mundo»

El pivote situado frente al Arco Pajarito lleva varios meses bajado, por lo que acaban entrando residentes y no residentes. - Foto: L.N.

No funciona el pivote. Tampoco el semáforo. Entonces, ¿quién controla el acceso de vehículos a la zona centro de Aranda de Duero desde el Arco Pajarito? Es la pregunta que se hacen muchos vecinos, hartos de ver como día sí, día también, entran todo tipo de coches y motos residan o no en el corazón de la ciudad. Cierto es que en dicho punto se colocarán cámaras de videovigilancia que grabarán todas las matrículas. De hecho, el cartel que anuncia este control ya está instalado. Pero semejante dispositivo no ha empezado a funcionar y tampoco lo hará en lo inmediato, a la espera de rematar la correspondiente ordenanza. Así que entre unas cosas y otras, cunde un cierto caos e indignación.  

«Ha funcionado durante poquísimo tiempo, cada dos por tres el pivote está roto», declara una vecina, que califica la situación actual de «follón» porque mientras estaba en marcha se evitaba que entraran coches «a toda velocidad y con la música a tope, que luego se quedaban por aquí a hacer botellón». Asegura que ha perdido la cuenta de cuántos meses lleva estropeado (al menos desde el verano) y lamenta que incluso el semáforo ahora mismo está apagado. «Antes parpadeaba y muchos dudaban si entrar, pero ahora entra todo el mundo. Es de traca». 

A escasos metros, otro hombre critica el mismo panorama. «Con el pivote bajado y el semáforo apagado, el que viene de fuera no sabe si puede entrar o no, si le van a multar o no. A su vez, han puesto la señal que indica que hay cámaras. Y ya no sabes ni qué se puede ni qué no se puede hacer». La situación llega a tal punto que no resulta extraño encontrarse con el coche de algún turista junto a la iglesia de Santa María a pesar de que desde 2014 el casco histórico de la capital ribereña se cerró al tráfico. 

Por ello, este vecino pide al Consistorio arandino que informen con claridad y expliquen lo que se puede hacer. Se da la circunstancia de que algunos días el semáforo luce en rojo pero el pivote está bajado. «¿Paso o no paso? Si paso igual se sube», cuestiona otro hombre, para rematar:«La idea de que haya pivotes me parece buena, pero tiene que funcionar y al no hacerlo desde hace meses representa otro ejemplo más de la dejadez por parte del Ayuntamiento». No obstante, una residente precisa que no hay que fiarse: la Policía Local suele controlar los coches y multa en caso de no contar con permiso o acceder fuera del horario permitido.