scorecardresearch

Viaje visual por el proceso alquímico

I.M.L.
-

La arandina Silvia Flechoso da el salto a la escena musical, camuflada detrás de su proyecto 'The Oro'

La desnudez sacada de contexto es otro de los elementos con los que juega esta artistas en su nuevo trabajo audiovisual. - Foto: Silvia Flechoso

Se dio a conocer más allá de los ambientes artísticos tras exponer en mayo de 2021 en Art Madrid su personal reinterpretación de La Piedad en clave pop, colocando a Isabel Díaz Ayuso como la Virgen y al cantante C. Tangana como su Hijo. Ahora, la arandina Silvia Flechoso, tras año y medio de trabajo, acaba de destaparse como creadora multidisciplinar y ha lanzado el primer tema de un proyecto musical cargado de simbolismos. El global está compuesto por 14 temas, con una marcada base electrónica pero imposibles de encasillar, ni ella quiere encasillarse, y su escucha y visionado no deja indiferente.

El proyecto lo ha bautizado 'The Oro' "para diferenciarlo de lo que estoy haciendo en la pintura", remarca Flechoso, explicando que "agrupa una serie de ideas que giran en torno al oro como concepto alquímico". Esta referencia al proceso de transmutación de la materia es el hilo conductor de este primer disco, cuyo tema inicial ya se puede escuchar y, sobre todo ver, en YouTube. Con Cantata Dionisíaca, que así se titula, "empiezo con la parte del negro, del caos primigenio que está representado por Dioniso, de esto habla mucho Nietzsche en El Nacimiento de la Tragedia, el plomo, la putrefacción" enumera Flechoso, que recorrerá todo un proceso "que va evolucionando hasta convertirse en el oro filosofal, que tiene que ver con una elevada vibración, con la luminosidad, la inmortalidad, todo lo que representa el oro", remata su explicación. Una evolución temática que se verá en los próximos temas, que pretende sacar cada uno o dos meses "para no perder la inercia de la atención del público".

Consciente de que la estética de este videoclip puede dar mucho que hablar, huye de buscar la polémica y se justifica con razones estéticas. "Supongo que impacta la parte de mezclar elementos de la liturgia, religiosos, con un cuerpo desnudo, sacándole de contexto,... pero a mí me gusta lo que he conseguido, es lo que buscaba, porque la letra es bastante simbolista", explicita convencida.

Una marcada estética que puede colisionar con la imagen de sus pinturas más pop, pero que siempre está rondando su mente creadora. "Cuando yo compongo o canto este tema, hay una serie de imágenes que pasan por mi cabeza, no son imágenes definidas pero me venía noche, ritual, relaciones inconscientes como la del Niño Jesús con Dioniso, la misma entidad pero de culturas diferentes, los dos tienen una relación a la vez con el vino,... todo eso, poco a poco, ha ido cristalizando", explica el origen de lo que ya es un videoclip.

OBRAS PARALELAS. Más allá de este proyecto, Silvia Flechoso no ha dejado su faceta pictórica. Uno de sus trabajos ha sido la decoración de complementos como bolsos y abanicos de Malne, la firma de Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, que desfilaron en la pasarela de la última Madrid Fashion Week.

Tampoco ha abandonado los lienzos. Uno grande, de 2x2 metros, se lo llevó a la Puerta del Sol madrileña para pintar entre los curiosos. "Era como un bautismo, que representa la puerta del sol, es decir, la entrada de la luz, jugando con personajes representativos de Madrid como Alaska, Mario Vaquerizo, Mónica Naranjo, relacionado también con el tema LGTBI, manteniendo los diferentes niveles de interpretación: alquímico, social, pop...", explica Flechoso. Un proyecto que tuvo que dejar inacabado porque "llegó la policía y me tuve que ir de allí porque no tenía autorización, no sabía ni que hacía falta", pero que retomará cuando el tiempo permita volver a pintar en la calle.