scorecardresearch

El último mohicano del cine español en la meca del celuloide

Alicia G.Arribas (EFE)
-

El cortometraje 'La voz humana', del director manchego Pedro Almodóvar, pasa el filtro de las nominaciones y continuará en la lucha para hacerse con un Oscar en la 93 edición de estos galardones, que tendrá lugar el próximo 25 de abril

El director manchego será el único representante nacional en Los Ángeles este año. - Foto: David Fernandez

La voz humana, de Pedro Almodóvar, quedó ayer como la única esperanza de España para ganar un Oscar en este extraño 2021, que ha dado al traste a la primera con las aspiraciones de La trinchera infinita; un último as en la manga del cine español, maltratado por la pandemia como muchas otras industrias del país.

El manchego, convertido en el último mohicano del cine español por segundo año consecutivo, y todo el equipo de El deseo se mostraban felices de este primer salto en la carrera de obstáculos que es ganar un Oscar; pero de momento, apuntaron, se contienen las celebraciones «hasta que esté nominado de verdad».

Con la británica Tilda Swinton, más elegante y etérea que nunca, como protagonista, el cortometraje pasó la primera preselección junto con otros nueve candidatos que competirán por lograr la nominación definitiva al Mejor Cortometraje.

Es una historia muy particular rodada en inglés a la que vuelve el más internacional de los directores españoles; lo abordó con Carmen Maura de protagonista en La ley del deseo (1987) y estuvo en el origen de Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), una de sus mejores obras. La trama constituye una lección moral sobre el deseo en una adaptación de 30 minutos de la obra teatral original de Jean Cocteau que narra la historia de una mujer desesperada que espera la llamada del amante que la acaba de abandonar.

Las siguientes vallas las deberá sobrepasar el corto el 5 de marzo, cuando comienza la votación para las nominaciones, y el 15 de ese mismo mes, con el anuncio definitivo de los nominados de 2021.

Al mes siguiente, el 15 de abril comenzará la votación para los ganadores y el 25 abril se darán a conocer todos los ganadores en la esperada (este año, más que nunca) ceremonia de los Oscar.

 

Desde 1973

Nuestro mohicano, luchador sin cresta, ganador de dos estatuillas doradas por Todo sobre mi madre (1999) y Hable con ella (2002), se quedó el año pasado con la miel en los labios con el delicioso largometraje Dolor y gloria, que llegó a las nominaciones, junto a Antonio Banderas como mejor actor.

Desde la entrega de los primeros premios de la historia de la Academia cinematográfica de Hollywood hasta la actualidad, el Oscar ha llegado a manos españolas en varias ocasiones.

Además de los dos de Almodóvar, el decorador y director artístico asturiano Gil Parrondo, lo obtuvo dos años consecutivos, 1971 y 1972, por la dirección artística de dos películas dirigidas por Franklin Shaffner: Patton y Nicolás y Alejandra, respectivamente.

Gil Parrondo era uno de los grandes veteranos de Hollywood en su especialidad, pero el primer español en ganar un Oscar fue el ingeniero español Juan de la Cierva y Hoces que en 1970 recibió el galardón a la Mejor Contribución Técnica a la Industria Cinematográfica. Fue distinguido por su «contribución técnica a la industria cinematográfica» con su estabilizador óptico o dynalens, utilizado para eliminar los efectos de movimiento, vibraciones y desenfoque de las cámaras.

Penélope Cruz fue la primera intérprete en ganar un Oscar, como mejor actriz de reparto por su papel en Vicky Cristina Barcelona (2008) que, feliz, lo recogió en febrero de 2009. La ocasión no era para menos, pues en la misma gala, su pareja, el actor Javier Bardem se convertía en el primer actor español en llevarse un Oscar al mejor actor principal en No es país para viejos (2008).

En cuanto a las películas, cuatro españolas han ganado Oscar a Mejor película extrajera. La primera El discreto encanto de la burguesía, de Luis Buñuel, Oscar a Mejor Película extranjera en 1973 y la segunda, Volver a empezar, de José Luis Garci, en 1983. Le siguieron en 1994 Belle Epoque, de Fernando Trueba, y las ya mencionadas de Almodóvar.

Alejandro Amenábar, con Mar adentro (2005), logró sumar en 2006 el quinto Oscar a la Mejor Película Extranjera para el cine español. Sin olvidar al director de Fotografía Néstor Almendros, que tiene su estatuilla por Días de cielo.