scorecardresearch

Estudian reducir el coste del bus y del abono de deportes a los parados

Á.M. / Burgos
-

El PSOE quiere un acuerdo de todos los grupos para revisar a la baja las ordenanzas fiscales a las personas sin empleo. El PP asegura que ya trabajan en ello pero que no será algo fácil

 
El Grupo Municipal Socialista no abandona el empeño por tratar de arrancar un acuerdo al Ejecutivo local que mejore las difíciles condiciones de vida que soportan decenas de miles de ciudadanos como consecuencia de la crisis económica. A sus proposiciones sobre los desahucios, la pobreza energética o la creación de bolsas de empleo de emergencia, se suma ahora la de revisar a la baja algunas tasas para facilitar el uso de los servicios públicos de pago.
Concretamente, y tal y como explicó ayer el portavoz socialista, Luis Escribano, el objetivo es dar cumplimiento a algunas de las demandas que la Asamblea de Parados «nos ha transmitido a todos los grupos políticos». En esta ocasión serían las relacionadas a la búsqueda de una reducción del coste de dos servicios: el autobús urbano y el uso de las instalaciones deportivas municipales.
«Es objetivamente posible que en el plazo de dos o tres meses pueda estar en vigor; solo requiere de voluntad política», defendió Escribano, para quien lo óptimo sería alcanzar un quórum total antes del próximo pleno, que se celebrará el viernes 9 de mayo, y votar una proposición conjunta.
Sobre el cuánto minorar el coste de esos servicios, Escribano se limitó a señalar que deberá ser «sustancialmente», y avanzó que el PSOE pedirá que se aplique alguna medida similar en el IBI del año 2015.
En la actualidad ya existe una decena de tasas o precios públicos a los que se aplican exenciones parciales o totales (Basuras, Deportes, Autobuses, Atención Domiciliaria...) con la renta como baremo de acceso (se utiliza el Iprem, que equivale a 532 euros mensuales), pero el PSOE quiere extenderlo a la situación de desempleo que afecta a más de 32.000 personas en la capital.
 
«Estamos en ello». Desde las filas del equipo de Gobierno aseguran que esta posibilidad ya se está contemplando y que será en las próximas semanas cuando se tomen decisiones relativas a la tributación de 2015 (es ejercicio electoral, así que no habrá subidas casi con total seguridad). «Llevamos semanas reuniéndonos con la Asamblea de Parados y ofreciendo charlas sobre todas las deducciones actuales a las que pueden optar y estudiaremos las nuevas propuestas que están planteando, pero hay que ver cómo hacerlo», explica la titular de Servicios Sociales, Ana Lopidana. 
En la misma línea se mueve el jefe de la Hacienda local, Salvador de Foronda. «A una propuesta así no se puede decir que no, pero no es tan sencillo como parece establecer los criterios y los mecanismos de acceso», advierte. De Foronda explica que no es igual la situación de quien «vive con la renta básica de ciudadanía que la de quien se ha ido del sector financiero con una indemnización de 100.000 euros en el bolso», y por eso pide tiempo para analizar la propuesta en profundidad antes de tomar una decisión definitiva.