scorecardresearch

13 iglesias se llevan un tercio del convenio de las goteras

S.F.L.
-

Las mayores cuantías llegan a Fuentebureba, con 90.000 euros; Villanueva de los Montes, 58.000, y Rojas de Bureba, 48.500

La iglesia de San Miguel Arcángel, en Fuentebureba, ha recibido 90.000 euros para su rehabilitación. - Foto: DB

El reparto de las subvenciones del convenio de las goteras, que cada dos años administran la Diputación de Burgos y el Arzobispado, ha beneficiado en gran medida a la Bureba. Un tercio de la partida destinada a la rehabilitación de las iglesias de la provincia, 464.400 euros de un total de 1,4 millones, han recaído en 13 templos de la comarca. El resto de la cuantía ha ido a parar a otras 36 de otras zonas.

José Luis Barriocanal, el párroco de Fuentebureba -localidad beneficiada con la segunda mayor ayuda, de 90.000 euros- agradece el interés y la generosidad de los feligreses de la Parroquia de San Miguel Arcángel por conservar su templo de estilo gótico, especialmente durante los veinte últimos años. Se ha ido siguiendo un proyecto arquitectónico ambicioso, teniendo en cuenta los pocos recursos económicos de los que dispone el pueblo, y ya han logrado ejecutar dos de las tres fases en las que se divide. «Se realizó el cosido de paredes, la consolidación de la bóveda y el arco de la nave y con la subvención que nos han concedido se sustituirá por completo el tejado», explica. El presupuesto de la obra asciende a 128.000 euros, pero el Ayuntamiento y la Junta Parroquial se han comprometido a financiar los 38.000 restantes.

La iglesia de Villanueva de los Montes tiene una oportunidad de salvación a pesar de que la actuación llega ya tarde para conservar el tejado, que se vino abajo en febrero de 2020. Aunque no tenía culto desde hacía 12 años, ni el alcalde de la localidad, José Ignacio Herrán, ni la Diócesis se resisten a dejar desaparecer el templo de San Román, que con casi 83.000 euros de inversión -58.000 subvencionados- podrá someterse a un importante lavado de imagen.

A simple vista, los daños parecen mayores de los que realmente deben afrontar y únicamente presenta estado de ruina la parte de la cubierta de madera derrumbada. Por contra, la espadaña y la parte del ábside no se encuentran del todo mal. En un principio, el Arzobispado descartó destinar fondos para la rehabilitación del tejado, puesto que no suele ser habitual destinar cuantías económicas a edificaciones tan dañadas y que se encuentran cerradas al culto, pero el interés mostrado por parte del presidente de la junta vecinal por ejecutar una rehabilitación de los desperfectos generó que la institución cambiara de opinión.

El templo de San Andrés Apóstol, ubicado en Rojas de Bureba, se ha llevado otro de los 'premios gordos', con 48.500 euros. La rehabilitación parcial del inmueble sufrió un imprevisto y los trabajos se vieron interrumpidos al hallarse varios enterramientos de individuos de diferentes épocas de la historia. Las obras de restauración y conservación monumental que se iniciaron en 2020 han sacado a la luz huesos pertenecientes a ocho individuos bajo parte de los muros del templo. El descubrimiento de los esqueletos provocó que las actuaciones se paralizaran y que parte de la inversión destinada a recalzar el inmueble se empleara en otras labores menores, como el cerramiento de alguna junta que se encontraba abierta. La actuación se realizará con ese dinero después de desarrollar la investigación.

Otros elegidos.

El resto de localidades agraciadas con estas ayudas son Busto, Carrias, Hozabejas, La Vid, Monasterio de Rodilla, Rucandio, Salas de Bureba, Piedrahita de Juarros, Vallarta y Villanueva de Teba.