scorecardresearch
Juan Ángel Gozalo

Plaza Mayor

Juan Ángel Gozalo


Especuladores y comisionistas

08/07/2022

La cadena trófica, contaba el insigne naturalista burgalés Félix Rodríguez de la Fuente, describe ese singular proceso piramidal de transferencia de sustancias nutritivas entre las diferentes especies del reino animal. Cada una de las especies se alimenta de la precedente y, a su vez, es alimento de la siguiente, asegurando la supervivencia de todos. Nada que ver con esa cadena alimentaria humana, en la que algunos hombres, como decía el ilustre pozano, se convierten en lobos para los demás.

Entre los humanos -que sepamos- no hay ya caníbales, pero sí intermediarios sin escrúpulos, cientos de especuladores y comisionistas que se aprovechan de pandemias, crisis, recesiones, depresiones, guerras… y, sin mancharse las manos, se enriquecen a costa del sudor y sufrimiento ajeno. En el sector primario lo saben muy bien. Agricultores y ganaderos no tienen otro remedio que malvender a pie de campo o de granja unos productos que en las grandes superficies, supermercados y tiendas alcanzan precios prohibitivos… Las más de las veces esa enorme desproporción entre los precios pagados en origen y los de venta al público no es fruto de los costes lógicos de la distribución, sino de un neoestraperlismo puro y duro. Cortocircuitar la conexión entre productores y consumidores, ocultando a los unos de los otros, convirtiéndose de esta forma en su único y exclusivo eslabón sale a cuenta y reporta pingües beneficios. Burlan la libre competencia, crean oligopolios, hinchan los precios, parasitan el ciclo de distribución, … mientras gobiernos y organismos de control de la competencia miran a otro lado. 

Muchos ceses y cierres de explotaciones ganaderas y agrícolas no tienen que ver solo con la falta de relevo generacional en el campo sino también con el hecho de que es insostenible económicamente producir por debajo de los costes. Mientras los agricultores y ganaderos burgaleses sigan siendo refractarios al asociacionismo, a crear cooperativas de producción y comercialización nada cambiará y el valor añadido llenará los bolsillos de comisionistas y especuladores.