scorecardresearch

Menos castigo para los encubridores del crimen de Miranda

P.C.P.
-

El fiscal mantiene los 20 años de petición de cárcel para David D.J. por asesinato y tenencia de armas y la acusación particular los 22. La defensa pide que se considere homicidio imprudente o, como mucho doloso, pero con atenuantes

Menos castigo para los encubridores del crimen de Miranda - Foto: Jesús J. Matías

Acusadores y abogados defensores han dejado entrever las líneas por las que irá el informe final que el lunes presentarán al jurado, al formular sus calificaciones definitivas y la petición de penas para el principal acusado del crimen del escayolista Fernando Martín y sus dos encubridores. El "reconocimiento de los hechos" permite al fiscal rebajar su solicitud a solo un año de cárcel para cada uno de los dos 'actores secundarios', Jonathan G.C. y Cristian S.A., al igual que la acusación particular, que entiende que no está probado que actuaran por dinero ("precio o recompensa"), sino que más bien ayudaron a David D.J. a deshacerse del cadáver por la "presión" de este y su entorno.

La defensa de Cristian y Jonathan ha interesado que solo se les imponga a cada uno la pena de 6 meses de prisión y que esta sea sustituida por una multa de 12 meses, a razón de 3 euros diarios.

Por lo que respecta al autor confeso del disparo que acabó con la vida del escayolista mirandés el 26 de abril de 2019, las acusaciones han mantenido que fue un asesinato, porque consideran que actuó con alevosía, y que además la pistola estaba en su poder cuando entró a la casa del finado, por lo que reclaman además el delito de tenencia ilícita de armas y que se le imponga la pena total de 20 años de cárcel en el caso del fiscal, y 22 en el del abogado de la familia de la víctima. Por contra, el abogado defensor entiende que lo ocurrido en el piso de la calle Rioja aquel día debe ser considerado un homicidio imprudente o, de manera alternativa, un homidicio doloso, pero nunca un asesinato. Además, solicita que se le apliquen eximentes incompletas y atenuantes que rebajen en dos grados el castigo que salga del veredicto.

Los miembros del jurado popular han sido advertidos por la presidenta del tribunal de que el lunes, una vez concluya la vista oral en la Audiencia con los informes finales de las partes y la última palabra de los acusados, deberán recluirse a deliberar en un hotel, por lo que deben preparar una maleta con pertenencias para pasar al menos una noche fuera de casa.

La magistrada redactará unas preguntas sobre los hechos que deberán responder y razonar, previa votación, y de las que saldrá el veredicto de culpabilidad o inocencia de cada uno de los tres varones que se ha sentado en el banquillo esta semana. Con ello se fijará la horquilla para las penas de prisión, que serán decisión de la presidenta del tribunal del jurado en una sentencia posterior.

(Toda la crónica del juicio, mañana en la edición impresa).