scorecardresearch

Avanza el centro de conservación de la A-231 en Olmillos

ICAL
-

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Junta visita los avances de las instalaciones, que darán servicio a la autovía del Camino de Santiago entre Carrión de los Condes y Burgos

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, José Luis Sanz Merino, y el delegado territorial, Roberto Saiz, visitaron hoy el espacio. - Foto: JCyL

Las obras del centro de conservación de Olmillos de Sasamón (Burgos), situado en el kilómetro 134 de la autovía A-231 (conocida como la autovía del Camino de Santiago), continúan acorde al proyecto consensuado en 2019 por la Junta de Castilla y León, cuyo presupuesto total de adjudicación, junto con la rehabilitación de 57.472 metros cuadrados de pavimento y la instalación de cámaras de vigilancia en la vía, asciende a 7,7 millones de euros.

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, José Luis Sanz Merino, y el delegado territorial, Roberto Saiz, visitaron hoy el espacio que dará cobertura a la zona de la carretera entre Carrión de los Condes (Palencia) y Burgos. El importe total del contrato suscrito por la Administración autonómica es de 7,7 millones de euros y la parte del mismo que corresponde al centro es de 1,2 millones de euros, según precisaron fuentes de la Junta. 

Dentro de este importe se incluye el presupuesto para la construcción del centro de conservación, además de la instalación de ocho cámaras de vigilancia y la mejora de 57.472 metros cuadrados de pavimento. Asimismo, hace dos años se renovaron los contratos para estas actuaciones, de 48 meses de duración, siendo la empresa adjudicataria de este tramo Tecnología de Firmes, que posteriormente cedió la obra a la compañía Conservación de Viales.

La autovía A-231 tiene un total de 157 kilómetros que se dividen para su conservación y mantenimiento en dos tramos: León-Carrión de los Condes y Carrión de los Condes-Burgos. Para cada vía, la Junta de Castilla y León proyectó un centro de conservación que diera cobertura a cada tramo, además de todas las operaciones de conservación y mantenimiento de la vialidad ordinaria e invernal que la carretera necesitara. En el caso del tramo Carrión de los Condes-Burgos, este se desarrolla desde el punto kilométrico 85+480 hasta el 157+100.

La ejecución de este centro de conservación en la localidad burgalesa de Olmillos de Sasamón, que tiene un presupuesto de 1,2 millones de euros, cuenta con un edificio para oficinas y servicios de personal, una nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas y un conjunto formado por almacén de fundentes y los servicios generales del centro, además de la urbanización de parcelas donde se ubicarán las instalaciones.

También se instalará un sistema de vigilancia mediante ocho cámaras a lo largo de todo el recorrido que permitirá conocer en tiempo real las incidencias y situación de la autovía, todo para mejorar, si cabe aún más, la seguridad vial. Los trabajos para la construcción del centro de Olmillos de Sasamón se dividen en cuatro unidades: obras de urbanización del terreno, edificio de oficinas y servicios de personal, nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas y el conjunto formado por el almacén de fundentes y los servicios generales del centro. La superficie que se construirá en toda la parcela asciende a los 2.207,20 metros cuadrados, siendo 1.989,90 metros cuadrados el área útil.

El edificio dispondrá de dos plantas, con una altura libre mínima de 2,70 metros. La estancia baja estará destinada a servicios de personal y control de accesos; mientras que la primera planta albergará el área administrativa del centro. En total, será un edificio con 524,50 metros cuadrados y una superficie útil de 475,80.

Asimismo, la nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas, que se instalará de modo contiguo al edificio principal, cuenta con una superficie de 1.160 metros cuadrados construidos, 1.025 útiles. Por último, el almacén de fundentes y los servicios generales del centro, instalados en una nave abierta de hormigón blanco destinada al almacenamiento de sal de mina y marina, contará con una superficie útil de 459,1 metros cuadrados, de un total de 522,40 construidos.