scorecardresearch

Ventajas de anticiparse a la campaña de la renta

Agencias
-

Los economistas recomiendan revisar las bonificaciones que existen en la declaración del IRPF antes de finalizar el año para ajustar al máximo la factura fiscal que se paga a Hacienda

Ventajas de anticiparse a la campaña de la renta

Las semanas finales del año constituyen la última oportunidad para que los contribuyentes intenten reducir lo que pagan de IRPF gestionando bien las bonificaciones que existen.

 

Sucesiones
Es conveniente conocer las normativas de cada comunidad autónoma. Así, por ejemplo, Castilla y León ha establecido importantes beneficios fiscales en el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. En el año 2021, la bonificación es del 99% en la cuota para el cónyuge, descendiente o adoptado, ascendiente o adoptante del causante.

 

Plusvalías
La ley tributaria señala que si se ha obtenido alguna plusvalía transmitiendo elementos patrimoniales se puede rebajar el coste de la factura fiscal transmitiendo otros elementos en los que se hayan registrado pérdidas, independientemente del tiempo que hayan permanecido en el patrimonio. Estos déficit se restan a las ganancias derivadas de los bienes transmitidos.

 

Teletrabajo
En la campaña de la Renta de 2021, si se ha teletrabajado, hay que tener en cuenta que si la empresa paga parte de los gastos de suministros deberán imputarse como rendimientos íntegros del trabajo y no podrán deducirse como gasto a efectos del cálculo del rendimiento neto de la renta obtenida.

 

Inversiones
Los empresarios o autónomos aún están a tiempo de adquirir algún tipo de activo al que aplicar una deducción del 5% de la inversión realizada con los rendimientos netos de la actividad de 2020 o bien de 2021 y del 2,5% cuando se hubiera practicado la reducción por inicio de actividad. El importe de la deducción no puede exceder de la suma de la cuota íntegra estatal y autonómica del período impositivo en el que se obtuvieron los rendimientos netos declarados.

 

Autónomos
Si el contribuyente aplica un régimen fiscal de módulos puede hacer un cálculo del rendimiento neto que debería declarar si estuviera en estimación directa y, si conviene más, renunciar a los módulos. Solo es posible si la renuncia se hace efectiva este año o, como muy tarde, cuando se presente el pago fraccionado del primer trimestre de 2022 por estimación directa.

 

Parados
Los contribuyentes que se hayan quedado en paro y hayan cobrado toda la prestación en un pago único para montar un negocio están exentos de tributar por esa cantidad.

 

Alquiler
Si una persona dispone de un inmueble alquilado como vivienda habitual, podrá deducirse entre un 20% y un 60% de las cantidades por obras desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2021 o 31 de diciembre de 2023, siempre que esas tareas contribuyan a la reducción de determinados porcentajes del consumo eléctrico o incrementen la eficiencia energética. Y lo mismo es aplicable a las obras realizadas en la residencia habitual.

 

Vivienda habitual
Si se adquirió una vivienda antes del 1 de enero de 2013, un contribuyente puede desgravarse hasta el 15% de lo que haya amortizado de hipoteca en el año en curso, hasta un máximo de 9.040 euros, por lo que la deducción máxima que se podría tener es de 1.356 euros. Si se trata de un matrimonio en gananciales, la cifra se puede multiplicar por los dos miembros nominales.
Hay que fijarse que no exista una comisión por amortización anticipada que pueda penalizar el ahorro obtenido ante Hacienda.

 

Venta de inmuebles
Cualquier contribuyente puede estar exento de tributar por la venta de su vivienda si el importe obtenido lo reinvierte en otra residencia habitual en un plazo de dos años. También están exoneradas de tributar las personas que vendan su inmueble si son mayores de 65 años o son grandes dependientes.

 

Divorcios
En los casos de divorcio en los que se ha adjudicado la vivienda a uno de los cónyuges, se podrá seguir aplicando la deducción por vivienda habitual, en este caso al 100%, de las cantidades satisfechas.

Afiliación sindical
Los afiliados a un sindicato pueden deducir el importe de la cuota de afiliación en la Declaración de la Renta, según recoge la ley del IRPF. Esta bonificación puede suponer un ahorro de entre el 20% y el 35%, de lo pagado, según los casos.

 

Donaciones
Tanto para las personas físicas como jurídicas hay una serie de beneficios fiscales a la hora de donar que puede ayudar a que estas organizaciones que necesitan de financiación vean incrementadas las aportaciones gracias a la fiscalidad. En caso de donar 150 euros se podrá desgravar hasta el 75% y, a partir de los 150, aumenta a un 30% del IRPF el primer año. A partir del tercer año el IRPF deducible subirá al 35%, solo en el caso de que las cantidades sean iguales o superiores a los dos ejercicios anteriores.

 

Por hijos
La Agencia Tributaria establece que en el caso de los hijos, la ley fija, con carácter general, el mínimo por descendiente en 2.400 euros para el primer hijo, en 2.700 para el segundo, en 4.000 para el tercero y en 4.500 para el cuarto y los siguientes.

 

Ganancia patrimonial
El dinero de la venta de un bien inmueble forma parte de las ganancias y pérdidas patrimoniales y, como tal, tributa en el IRPF como rentas del ahorro a un tipo progresivo. Los beneficios tributan al tipo fijo del 19% hasta 6.000 euros, del 21% de 6.000 a 50.000 euros, y del 23% entre 50.000 euros y 200.000 euros.

 

Personas dependientes
La cuantía de la deducción por personas dependientes es de 150 euros por el cuidado de cada ser que conviva con el contribuyente.