Los sindicatos exigen soluciones contra el frío en las aulas

B.G.R.
-

Las calderas se encendieron el fin de semana por las bajas temperaturas y ante la necesidad de ventilación por la covid. Se suspendieron recreos por el hielo que había en los patios

En el interior de las clases el termómetro baja notablemente tras abrirse las ventanas. - Foto: Valdivielso

Las calefacciones de los colegios e institutos de la capital han funcionando este fin de semana para que ayer estuvieran a pleno rendimiento. Algunos centros ya lo tenían previsto, aunque fue una comunicación de la Dirección Provincial de Educación del pasado 7 de enero la que generalizó la instrucción debido al parón vacacional, la previsión de temperaturas gélidas y la obligada ventilación de las aulas recogida en el protocolo anticovid. De hecho, en los centros consultados se superaban los 20 grados en las primeras horas del segundo trimestre del curso, que sin embargo bajaban de inmediato después de abrir las ventanas, lo que hacía que el alumnado no perdiera de vista el abrigo o incluso optara directamente por dejárselo puesto. Eso dentro de las instalaciones, porque fuera la nieve convertida en hielo dejó inutilizados algunos patios, suspendiéndose los recreos tanto de Infantil como de Primaria.

En lo que se refiere al confort término de las clases, los sindicatos aseguran que no se está cumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que establece que los termómetros no pueden bajar de los 17 grados ni superar los 27. «Con esta ola de frío es imposible que se llegue a ese mínimo y parece que se nos ha olvidado que estamos en una pandemia», subraya Victoria Ibeas, responsable provincial de Stecyl, quien considera que no se están dando las condiciones óptimas para desarrollar la actividad lectiva, al tiempo que asegura que la mayoría de las quejas recibidas ayer fueron por este motivo, algo que prevé que se extienda hoy y mañana porque además, según añade, los sistemas de calefacción «no son buenos». Al respecto, pide a los equipos directivos y al profesorado que dejen constancia ante la Dirección Provincial de Educación de la «temperatura real» para que «tomen cartas en el asunto». 

Ibeas critica que nada se sabe de los medidores de CO2 anunciados la semana pasada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con fin el de saber con precisión cuándo y cuánto tiempo deben ventilarse las aulas, mientras que descarta la instalación de filtros de renovación de aire salvo en aquellos espacios que carezcan de ventanas. Desde CCOO, Jesús Moradillo también apela al cumplimiento de la normativa y exige a las autoridades educativas que se sienten con los representantes de los trabajadores para buscar soluciones específicas al problema del frío, «ya que cada centro tiene sus particularidades». En el mismo sentido, María José Santamaría, de ANPE, advierte de que esta situación se repetirá durante todo el trimestre (...).

Acceso al patio del Juan de Vallejo. Acceso al patio del Juan de Vallejo. - Foto: Jesús J. Matías

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes)