scorecardresearch
Ignacio Camarero

Dibujos de Ciudad

Ignacio Camarero


¿O, era pecador?

11/12/2021

Qué hombre de vosotros. Qué mujer. Teniendo cien ovejas. Cien votos. Si pierde una de ellos. Si extravía uno. No deja las noventa y nueve en el desierto. No abandona el casi centenar en la sede del partido. Qué hombre de vosotros. Qué mujer. No va tras la oveja que se perdió hasta encontrarla. O no acude tras el voto que se despistó hasta volverlo al redil. Qué hombre de vosotros. Qué mujer. Cuando encuentra la oveja perdida no la pone sobre sus hombros gozosos. O cuando recupera el voto despistado no lo convierte, por si acaso se vuelve interdemócrata, en una papeleta de sufragio por correo. Qué hombre de vosotros. Qué mujer. Al llegar a casa, no reúne a sus amigos y vecinos. O al regresar a la sede de Podemos, no convoca una Asamblea Ciudadana Estatal en el Palacio de Vistalegre. Es entonces, una vez allí, con los suyos, cuando, qué hombre, qué mujer, no proclama: ¡Gozad conmigo, hermanos, porque he encontrado mi oveja que se había perdido...! ¡Compartid mi clímax, compañeras, porque vuelve a casa el voto mancillado por la ultraderecha fascista y patriarcal...! Y es que este fin de semana, la noticia, qué hombre, qué mujer, está en el Vaticano.

El párroco de Roma se enfrenta a la vicepresidenta del Gobierno de España. Francisco, contra la señora Díaz, doña Yolanda. También viceversa. Perdónenme. No sé si llamarlo audiencia papal o conversión paritaria. La migración y el Medio Ambiente serán los temas a tratar. Al menos oficialmente. Puede que también se hable del salario mínimo. Lo único que queda por conocer es el resultado final. Si habrá vencedora. Si habrá vencido. Si la señora Díaz, doña Yolanda, se arrepentirá de reunirse con quien come para defender el derecho a la vida de los no nacidos. Si el párroco de Roma se arrepentirá de reunirse con quien come de encarcelar a los que defienden el derecho a la vida de los no nacidos. O sí, sencillamente, ambos, se arrepentirán de hacerse, o no, los arrepentidos por comer. Diócesis y lío. Mucho. Fin de semana de derbis. Sí. Y de profecías.

El comunismo vuelve a Roma. Y el atleti a perder con el Madrid. Está escrito. Hay más gozo por una pecadora que se arrepiente, que por las noventa y nueve justas que no lo necesitan. ¿O, era pecador...?