scorecardresearch
Belén Delgado

Plaza Mayor

Belén Delgado


Sin jóvenes, sin paro

25/04/2022

Llovía sobre mojado este sábado en las campas de Villalar de los Comuneros. Como si el agua, tan necesaria, quisiera ahogar las proclamas habituales en esta fiesta. Poco fuste para una celebración que en realidad cumple este 2022 los 500 años dado que la revuelta de las comunidades no terminó en 1521 sino que se prolongó hasta la claudicación de Toledo un año después. La fiesta regional vivió un día de despoblación. Apenas 3.000 personas. Hasta ahí llegó el 'bombeo' de castellanismo en el corazón de la Castilla más ¿reivindicativa? Malamente ocuparían todos juntos un tercio del Coliseum burgalés.

La tradicional lectura del manifiesto con las cuitas habituales incluyó este año un añadido: el que leyeron los Jóvenes de Castilla y León, un colectivo de desplazados en otras regiones que claman por una oportunidad para volver a casa. Chicas como Paula, 26 años, una educadora social que se tituló en la UBU, desistió de buscar trabajo en casa y se marchó a Barcelona. «Allí hay más oportunidades y los sueldos te permiten llegar a fin de mes», asegura. O Miguel Ángel, un informático segoviano que lleva seis años en Madrid. «Volver a casa sería como partir de cero», se teme.

Las estadísticas son mucho más que cifras. Negativas o positivas según se interprete. Cuando sale la evolución del desempleo siempre hay algún dato para que un técnico le dé una interpretación positiva. Así, un político podría afirmar sin ruborizarse que a los jóvenes de Castilla y León les va fenomenal en el trabajo. Los últimos datos del SEPE (antiguo Inem) concluyen que la región ha bajado, por primera vez en su historia, de los 10.000 menores de 25 años en paro. El dato sería plausible si no fuera dramático: no hay desempleo porque la población de esa franja de edad desaparece a golpe de emigración. En diez años se ha dividido casi por tres.

Si seguimos por estos derroteros, alcanzaremos la 'cota cero' de parados en otra década. Seremos la envidia de los suizos o los japoneses. Incluso, hasta puede que haya más burgaleses jóvenes en Basilea o Zurich que buscando trabajo en Villalonquéjar y piso en los nuevos sectores urbanizables de Villímar. En Galicia dicen que el gallego no protesta, emigra. ¿Sólo los gallegos?