scorecardresearch

Los urólogos demandan un cribado de cáncer de próstata

G.G.U.
-

Cuanto antes se detecte, más opciones de tratamiento y mayor calidad de vida para los pacientes. Es uno de los temas que se aborda en el congreso de la Asociación Española de Urología, que se celebra en Burgos hasta el sábado

Los urólogos demandan un cribado de cáncer de próstata - Foto: Patricia González

La Asociación Española de Urología ha solicitado a la sanidad pública española que implante un cribado de detección precoz de cáncer de próstata, semejante al que se puso en marcha en los años ochenta para el cáncer de mama, aprovechando las nuevas técnicas diagnósticas: los análisis de antígeno prostático específico (PSA, por las siglas en inglés), la resonancia magnética o los marcadores genéticos. Estos últimos existen, pero tampoco se estudian en el sistema público, por lo que también se demanda su incorporación para adelantar diagnósticos, dar más opciones de tratamiento y mejor pronóstico a los pacientes, así como mayor calidad de vida, evitando incontinencias y conservando la potencia sexual.

Así lo han explicado el presidente y vicepresidente de la Asociación Española de Urología, José Luis Álvarez-Ossorio y Luis Prieto, respectivamente, junto con el presidente del congreso anual de la asociación y, a su vez, jefe de servicio en el HUBU, Emilio Gutiérrez, con motivo de la reunión anual de urólogos, que ha empezado esta mañana en el Fórum y que congregará, hasta el sábado, a unos 1.100 especialistas de toda España. En un principio se estimó la asistencia en unas 1.600 personas, entre médicos y profesionales de la industria farmacéutica, pero, al final, acudirán entre 1.000 y 1.200 participantes.

El cribado de cáncer de mama fue el primero en implantarse en España, donde años después se generalizó el de sangre oculta en heces para localizar tumores de colon, las citologías para el cáncer del cuello del útero... Pero para el cáncer de próstata, "que es asintómatico y el más prevalente en los varones de países desarrollados", no hay nada. Por ese motivo, explica Álvarez-Ossorio, la federación europea de especialistas está promoviendo la puesta en marcha de fórmulas sistematizadas de detección. 

"El cribado, de entrada, se haría con la PSA", apunta Álvarez-Ossorio, explicando que, hace años, si este análisis daba un valor alto, directamente se indicaba una biopsia al paciente para confirmar o descartar un tumor. "Ahora, si está alto, se repite, porque puede ser por otra causa, pero si el análisis de PSA vuelve a estar alto, ahora se hace una resonancia magnética. Y hay unas tablas que permiten saber, en función de los datos clínicos y de los antecedentes familiares, las probabilidades de desarrollar un cáncer", comenta el presidente de los urólogos españoles, matizando que toda esta información podría cotejarse también con los marcadores genéticos "que existen, pero no los tenemos en el sistema público español". De ahí que desde la asociación que preside se esté trabajando para que se incorporen. "Con todo eso podemos seleccionar a los pacientes que, de verdad, tienen que hacerse una biopsia", dice, mientras el vicepresidente, Luis Prieto, matiza que "a eso es a lo que llamamos medicina de precisión".

La implantación del cribado se ha solicitado ya de forma oficial, e incluso se llevó una iniciativa al Senado de la mano de una asociación de pacientes.