Mal día para inaugurar, buen mes para hacer caja

I.P.
-

26 artesanos se dan cita hasta el 5 de enero junto a la Catedral. Roberto Fernández, presidente de Coarte, destaca la calidad de los productos y la buena respuesta de los consumidores

Mal día para inaugurar, buen mes para hacer caja - Foto: Luis López Araico

La apertura del tradicional Mercado Navideño de Oficios Artesanos, que tiene como marco la mejor estampa de la ciudad, la plaza del Rey San Fernando, y la protección de Catedral como en plena Edad Media, no contó con el mejor día prenavideño. No hubo nieve, ni frío de ese que rasca pero que viene acompañado de un cielo azul que invita a salir bien abrigado. Por el contrario, la lluvia ‘aguó’ el paisaje y volvió perezosos a los burgaleses.
No fue desde luego el día soñado para abrir el mercado, pero los artesanos, hombres y mujeres apegados a la tierra, saben que es lo que toca este mes, y dan por buena la lluvia tan añorada hace semanas. Por delante tienen un mes largo, porque no se clausura hasta el día 5 de enero, por lo que esperan que la jornada de ayer, con poca afluencia, quede en una anécdota y que, como en años precedentes, las ventas sean buenas. Así lo expresaba Roberto Fernández, el presidente del Colectivo de Artesanos de Burgos, Coarte, que por tercer año consecutivo organiza esta feria, que ha mejorado sustancialmente y, sobre todo, ha ganado en calidad, ya que los expositores que acuden a la misma son artesanos que cuidan sus productos y trabajan bajo una etiqueta de certificación. Fernández destaca el nombre que ya se ha ganado la cita burgalesa, como lo demuestra que acuden artesanos desde distintas partes del país, como Asturias, Galicia, Madrid e, incluso, Extremadura y Andalucía.
Aunque no se ‘fiscalizan’ las cuentas de cada artesano durante el mes largo de la feria, los expositores están satisfechos de las ventas. De no ser así, dice el presidente de Coarte, no repetirían, pero también destaca la buena acogida del público y el marco incomparable en el que está ubicado el Mercado Navideño. Muchos de los artesanos también acuden a la feria estival en El espolón.
Este año acuden a la plaza del Rey San Fernando un total de 26 artesanos, de los que cinco son del sector de la alimentación (panadería y repostería, quesos, garrapiñados y frutos secos, embutidos con denominación de origen y bar-restaurante) y el resto artesanos de productos tales como cuero, joyería, complementos de piel y sombreros, corcho, artículos propiamente navideños, cerámica, cuero, textil-tejedor, esmaltes, encuadernación, punto y ganchillo, pintura en seda, vídrio, velas, madera de olivo o lámparas, es decir una amplia gama de productos certificados. 9 de estos artistas son de Burgos capital y provincia donde tienen sus talleres, y otra docena procede de otras regiones.
Además, las casetas de venta se completan con actividades que se van desarrollando a lo largo del mes, fundamentalmente los fines de semana, destacando los talleres; así habrá de adornos navideños con seda, de coronas y copos de nieve, de guirnaldas, figuras para el árbol, de belenes o de tarjetas navideñas, Y el 3 de enero se celebrará una demostración de cerámica rakú.
Por otra parte, los días 23 y de diciembre y el 5 de enero se realiza el  sorteo de dos cestas de Navidad artesanas. Por cada 10 euros de compra, los consumidores recibirán un tikets de participación que rellenará e introducirán en la urna expresamente para ese fin. Finalmente, un jurado independiente valorará durante el Mercado, la caseta mejor decorada y el mejor producto.

 

Esquina atlántica - Mondoñedo (Lugo)
Uruguayo con 30 años de residencia en Galicia, Marcelo es la segunda vez que acude al Mercado Mavideño, pero también en verano estuvo en la feria del Espolón. Junto a Maika, lleva Cerámica EA, con figuras -modelada y esmaltadas a mano una a una- muy ligadas a las tierras gallegas del interior. El año pasado se sorprendió del recibimiento y por eso repite.

 

Tosca sc - Valladolid
Natalia y sus dos socias, Marta y Elena, son dueñas de Joyería Tosca, con taller en Valladolid. Es la primera vez que se acerca a Burgos a este evento, pero dice que ya tenía ganas por las buenas referencias del Mercado y porque el entorno donde se ubica le parece mágico y maravilloso. Ellas diseñan y fabrican las joyas, trabajando fundamentalmente en plata.

 

Loyos Piel Villamiel (Cáceres)
Buen calzado, bolsos, carteras y cintos son algunos de los productos en piel que ofrecen Jesús y Marian, que llegan desde tierras extremeñas, desde la Sierra de Gata. No es la primera vez, ya conocen este mercado navideño y también la feria de verano. Los buenos resultados les hacen repetir presencia en Burgos, por lo que vienen con buenas expectativas.