scorecardresearch

Scholz llama a los alemanes a vacunarse

EFE
-

El dirigente socialdemócrata apela a controlar el cumplimiento de las reglas que ya existen en el país, como el uso de las mascarillas y defiende la necesidad de retornar a los test gratuitos

Scholz llama a los alemanes a vacunarse - Foto: CLEMENS BILAN

El constante aumento de casos de covid en Alemania, con nuevo récord de infecciones, obligó hoy al que será previsiblemente nuevo canciller, Olaf Scholz, a romper su silencio con la propuesta de nuevas medidas y con un llamamiento a que la población se vacune.

"El virus sigue entre nosotros, por eso es importante tomar medidas para proteger la salud de los ciudadanos", dijo el socialdemócrata Scholz en una intervención en el Bundestag sobre las medidas incluidas en un nuevo proyecto de ley.

El texto ha sido acordado entre socialdemócratas, liberales y verdes, que están negociando la formación de un gobierno de coalición en Alemania y tienen mayoría suficiente para que prospere.

Las medidas contenidas en el proyecto de ley están llamadas a cubrir el vacío que dejará el final del estado de emergencia federal que se decretó con el comienzo de la pandemia en Alemania y que expira el próximo 24 de noviembre.

En los puestos de trabajo será obligatorio estar vacunado o presentar un test negativo diario, según lo que se ha sabido ya del contenido de la propuesta acordada entre los tres partidos.

En el proyecto, según Scholz, se da también competencias a los estados federados para imponer medidas específicas de acuerdo con la situación regional.

"Algunos estados federados quieren que solo los vacunados puedan entrar a restaurantes o cines. A mí me parece una buena idea", dijo Scholz.

El previsiblemente nuevo canciller intenta asegurar el cumplimiento de las reglas que ya existen en Alemania, como el uso de mascarillas o la presentación de certificados de vacunación en determinados lugares, y defendió la necesidad de continuar con la gratuidad de los test, otra de las medidas contempladas en el proyecto.

"Muchos quieren prescindir de algunas reglas, nosotros las seguimos considerando necesarias", dijo.

La intervención de Scholz fue la primera referente a la crisis sanitaria desde su triunfo en las elecciones generales del 26 de septiembre.

 

Reunión con los Länder 

Scholz, además, anunció una reunión entre el Gobierno central y los poderes regionales la próxima semana.

La canciller alemana saliente, Angela Merkel, se había expresado ayer a favor de convocar esa reunión lo antes posible y llamado a un nuevo "esfuerzo nacional" que aglutine a todos los estamentos del país ante la dimensión adoptada por el repunte de la pandemia.

La cita tendrá lugar el jueves, según concretó el jefe del gobierno del "Land" de Renania del Norte-Westfalia, Hendrik Wüst, a quien le corresponde la presidencia de turno del Bundesrat (cámara de representación territorial).

El anuncio de las medidas se conoció después de que el Instituto Robert Koch (RKI) de virología comunicara un nuevo récord absoluto en la pandemia en Alemania al registrar en las últimas 24 horas un total de 50.196 nuevas infecciones y una incidencia semanal de 249,1 casos por 100.000 habitantes.

El dato confirma la tendencia al alza de las últimas semanas, en una cuarta ola de la pandemia que llega a Alemania con una tasa de vacunación que sigue prácticamente estancada por debajo del 70 %; hasta el martes el 69,8 % de la población de Alemania había sido vacunada, el 67,3 % con la pauta completa.

 

Llamamiento a vacunarse y cumplir normas  

Scholz dijo que, aunque a diferencia de hace un año ahora se tiene la vacuna, mucha gente no ha querido vacunarse, por lo que es importante no abandonar los esfuerzos por acelerar la campaña de vacunación.

"Lo más importante es no cesar en el esfuerzo porque se vacune más gente. Mucha gente no está convencida y tenemos que lanzar una gran campaña para que más gente se vacune", aseguró.

Scholz se refirió también a la situación en las residencias y dijo que no se podía repetir lo que ocurrió en el invierno de 2020, cuando miles de personas mayores murieron por covid en esas instituciones, por lo que se impondrá la obligación de test diarios no solo para los trabajadores sino también para los visitantes.

El encargado de responder a Scholz fue el jefe del grupo parlamentario de la conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU), Ralph Brinkhaus, quien criticó que no se haya planteado la prolongación del estado de alerta epidemiológica a nivel federal, que expira el próximo 24 de noviembre.

Ante ello, la copresidenta del grupo parlamentario de Los Verdes, Katrin Göring-Eckhardt, le respondió que la nueva ley había sido necesaria porque el anterior Gobierno conservador, todavía en funciones, no había tomado medidas para cuando terminase esa situación legal.

"Decir otra cosa es mentir y es rastrero", espetó Göring-Ekchardt a Brinkhaus.

ARCHIVADO EN: Olaf Scholz, Alemania, COVID-19