scorecardresearch

Piden 275 años de cárcel a una red que prostituía a ucranianas

F.L.D.
-

Una familia que regentaba el club La Parada de Estépar y sus socios conformaban esta organización que captaba bajo engaños mujeres en su país para explotarlas sexualmente

El local estaba ubicado en un área de servicio de la N-620. - Foto: Alberto Rodrigo

«Personal amable, enfoque individual para cada chica. Pago de 4.000 euros con total seguridad». Este anuncio publicado en numerosas páginas web de contactos de países del este de Europa, principalmente Ucrania, ocultaba un infierno para decenas de mujeres en situación precaria que buscaban un futuro fuera de sus lugares de origen. Una red de prostitución radicada en Burgos estaba detrás. La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional puso la lupa sobre el club La Parada de Estépar.

Tras cuatro años de investigación, logró liberar a once víctimas de explotación sexual en una de las mayores operaciones contra la trata de seres humanos en la provincia. La organización la encabezaba un matrimonio, que contaba con la ayuda de su hija, su madre y otros dos socios para engañar a las chicas y prostituirlas. La Fiscalía pide para ellos un total de 275 años de cárcel.

Precisamente los anuncios fueron el punto de partida de los investigadores. También la extraña presencia de mujeres ucranianas en este local ubicado en el kilómetro 20 de la N-620. Un establecimiento que regentaba la organización a través de una sociedad mercantil para dar la apariencia de que era un negocio legal.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)