scorecardresearch

Primeros pasos para combatir el ruido del tráfico

SPC
-

El Ministerio encarga la redacción de los proyectos y pliegos de estas actuaciones que requieren una inversión superior a los 16,3 millones

Primeros pasos para combatir el ruido del tráfico - Foto: Leticia Pérez ICAL

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana quiere reducir la contaminación acústica de la red de carreteras del Estado por lo que en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ha puesto en marcha el proceso para concretar el proyecto de unas 30 actuaciones en Castilla y León, que buscan reducir el ruido que genera el tráfico rodado, lo que requiere más de 16,3 millones de inversión.  

El departamento de Raquel Sánchez acaba de licitar la redacción de los proyectos, así como de los distintos estudios y análisis que permitan identificar con detalle qué actuaciones son las más convenientes para combatir el problema que genera la contaminación acústica en la Comunidad, donde la mayor conflicitividad se da en 34 puntos, si bien en cuatro de ellos el impacto del ruido es "alto".

De esta forma, Transportes pretende dar un impulso al Plan de Acción Contra el Ruido (PAR2), con la redacción de los proyectos gracias a los fondos europeos con los que Europa busca impulsar la recuperación en España, tras la pandemia del COVID-19. En ellos, se recogerán por separado cada una de las actuaciones, en cada tramo, e irán acompañadas tanto de la memoria como de los planos, pliegos y presupuestos, de forma que se puedan desglosar en el caso de que se quieran acometer las actuaciones de forma independiente.

Así, el Ministerio busca que una empresa redacte en dos años (24 meses) los proyectos que definirán las actuaciones de barreras acústicas, firmes fonoabsorbentes, limitaciones de velocidad y otras medidas de reducción del ruido, con excepción de las actuaciones complejas, que se acometerán de forma independiente.  

Por tanto, Transportes espera contar en 2024 con la definición completa de todas las obras previstas, así como su conservación, mantenimiento, inspección y explotación, para poder presupuestar, contratar y ejecutar las mismas, sin necesidad de realizar más estudios de detalle. Para ello, deberá aportar un estudio comparativo de la medida adoptada, el conjunto de necesidades y condicionantes que determinan la solución elegido, su ubicación precisa y dimensionamiento, así como el diseño constructivo de las mismas y, en su caso, justificar la necesidad de otras tipologías singulares.

Provincias

Por provincias, la mayoría de las actuaciones se localizan en Valladolid, con 16 obras seleccionadas por el Ministerio, seguida de Burgos, con nueve; Palencia, con cuatro; León y Segovia, con dos y Zamora, con una. No obstante, de ellas cuatro presentan una elevada contaminación acústica. Se sitúan en la Autovía de Castilla (A-62) en Dueñas (Palencia), lo que requiere una inversión de 763.500 euros; en la misma autovía en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), con un montante de 948.500 euros, así como en la VA-12 (Boecillo-Valladolid), con 1,95 millones, y la BU-11, en el sur de Burgos capital, con 1,67 millones.  

Las actuaciones en la red burgalesa alcanzan los 5,49 millones; en la leonesa, los 571.750 euros; en la palentina, los 1,89 millones; en la segoviana, los 424.442, y en la vallisoletana, los 7,77 millones. En León las vías afectadas son la LE-20 y la N-VI; en Burgos, la A-1 (Autovía del Norte), la BU-11, la BU-30, la N-I y la N-120; en Palencia, la A-62 y la A-67 (Autovía de la Meseta); en Segovia, la N-VI y la AP-51; en Valladolid, la A-6, la A-62, la N-601, VA-20 y la VA-30, y en Zamora, la ZA-20.