scorecardresearch

Desmontan la Casa de la Madera para evitar desprendimientos

P.C.P.
-

De momento se actúa en la zona más cercana a la carretera y, si la solución es efectiva, se reparará todo el edificio del Comunero de Revenga. La humedad y el tiempo comprometen la estabilidad de los pinos

Desmontan la Casa de la Madera para evitar desprendimientos - Foto: F2 Estudio Rebeca Ruiz

Las cubiertas de la Casa de la Madera del Comunero de Revenga se van a tener que desmontar por completo y volver a montar con un entramado metálico que garantice la estabilidad de los troncos y secciones de pino con los que se construyó. La humedad y el paso del tiempo han provocado que algunos de estos elementos se pudran y otros se desplacen al variar su volumen, lo que provoca «peligro de desprendimiento y un serio peligro para las personas que acceden a este edificio», según reconocen desde la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

Las obras han comenzado ya, aunque resulta imposible concretar su duración. Por el momento, el sistema elegido se va a aplicar solo en una parte de las inmueble, la más cercana a la carretera, «y si la solución es efectiva», se acometerá la reparación del resto.

Inaugurada en 2008, la Casa de la Madera se diseñó con 8 ortoedros de diferentes tamaños, seis de ellos se sitúan a la izquierda (según se mira a la entrada) del espacio central, la recepción y el ascensor acristalado que lleva a la pasarela superior, y los otros dos prismas se ubican a la derecha de la entrada. En esta zona se han detectado las humedades y goteras más importantes, aunque son patologías comunes a toda la superficie.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)