Hacienda apuesta por pedir un préstamo e invertir 2 millones

I.M.L.
-

El equipo de gobierno arandino quiere adecentar la zona industrial e iniciar el arreglo de los Jardines y la avenida Castilla

Los Jardines de don Diego es el único espacio público del centro de la ciudad que no se ha renovado desde hace décadas, por lo que muestra graves desperfectos causados por las raíces del arbolado. - Foto: Patricia

Las cuentas del Ayuntamiento de Aranda para este año rozan los 30 millones, de los cuales sólo para gasto corriente hay que reservar 29,2 por lo que restan menos de un millón para realizar inversiones. El planteamiento del borrador de presupuestos municipales es que tengan un carácter social para hacer frente a las necesidades de los colectivos más afectados por la crisis económica. «Recogemos 300.000 euros para ayudas de emergencia social, 400.000 para los Arandabonos y 250.000 euros para ayudas a empresas», enumera la edil de Hacienda, Elia Salinero. Con esta cifras, el montante disponible para realizar inversiones se queda muy reducido, en torno a 400.000 euros.

Ante este panorama económico, Salinero opta por una de las herramientas económicas disponibles para ganar en liquidez. «Creemos que tenemos que hacer un esfuerzo en gasto social muy grande, por lo que apostamos por un préstamo», avanza la concejala de Hacienda, después de haber completado la primera ronda de reuniones bilaterales con el resto de los grupos que conforman el Ayuntamiento de Aranda, a excepción de con el del PSOE, aunque sus miembros son conocedores de las líneas básicas del borrador de presupuestos.

En cuanto a la cuantía que podría solicitar el Consistorio arandino en forma de préstamos, Salinero no concreta una cifra. «Lo máximo que puede pedir ahora el Ayuntamiento son 2,9 millones de euros, pediríamos lo suficiente para hacer frente a varias inversiones necesarias para el municipio», especifica la responsable de las cuentas públicas.

Proyectos prioritarios. La lista de proyectos pendientes del equipo de gobierno tiene tres prioritarios que son los que se pretenden afrontar en este ejercicio. Uno de ellos es la remodelación de la avenida Castilla, que se viene postergando desde hace dos años, cuando se le consignó una partida en el reparto de los remanentes de 2019. «El proyecto está hecho, por lo que solo habría que sacarlo a licitación para comenzar, porque es un proyecto bianual que este año haríamos la mitad», explica Salinero, recordando que el presupuesto global para esta obra es de 2,3 millones de euros.

Otra inversión que podría comenzar este año sería el arreglo de los Jardines de don Diego, para el que aún no hay un presupuesto definitivo. «Se acaba de adjudicar la redacción del proyecto, que será el documento que nos dé la cuantía, pero como lo tendríamos a finales de año nos gustaría al menos arrancar las obras, porque es un proyecto que se alargará hasta 2022 o incluso 2023», reconoce la edil de Hacienda. 

Para completar la lista de obras a ejecutar como inversión, el equipo de gobierno contempla la necesidad de asignar medio millón de euros para el arreglo de los polígonos industriales de la ciudad.