scorecardresearch

La selección ya entrena en Rusia

Agencias
-

Los de Luis Enrique se ejercitan en el Petrovski de San Petersburgo

La selección ya entrena en Rusia - Foto: RFEF/Pablo García

Con los brazos abiertos, aunque con inquietud por la nueva ola mortal de la COVID-19. Así recibirá la antigua capital de los zares, San Petersburgo, a la selección española, que ya saboreó en 2017 los lujos de la segunda ciudad rusa.

«Los rusos apoyarán a España. A todos mis amigos les gusta cómo juega la selección y se quedaron asombrados con el partido ante Croacia», comentó Vladislav Radímov, oriundo de San Petersburgo, antiguo jugador del Zaragoza y actual entrenador del filial del Zenit.

La capital del norte, como es conocida en Rusia, guarda una buena noticia para el equipo español después de una insoportable ola de calor. Las próximas jornadas la temperatura descenderá hasta los 20 grados.

La Roja se hospedará en el hotel Astoria, uno de los más prestigiosos de la ciudad. Puede ser que el autobús con los futbolistas españoles cruce un puente tendido en su honor en vísperas del Mundial de Rusia 2018, ya que conduce al vetusto estadio Petrovski, donde entrenarán los pupilos de Luis Enrique. Coincidiendo con el inicio de la Eurocopa, la ciudad está asediada por una tercera ola de coronavirus. La culpable es la cepa india, mucho más mortal que la china. Algunos médicos consultados  tacharon de «genocidio» la decisión de las autoridades de seguir adelante con el torneo y otros actos públicos cuando los hospitales no dan abasto y los enfermos se amontonan en los pasillos.

Según las autoridades, la ciudad registró 119 muertes en las últimas 24 horas, además de otros 1.374 positivos. En total, en San Petersburgo han muerto más de 16.000 personas.

30.000 espectadores

En el plano futbolístico, se espera que el estadio Krestovski acoja a los más de 30.000 espectadores permitidos por las autoridades por motivos sanitarios. «Es verdad qu esperaban un España-Francia», admite  Víctor Onopko, que militó en el Oviedo, en todo caso, «el partido será una fiesta y la afición local  apoyará a España», apuntó.