La recaudación de lotería cae un 30% tras la 'vuelta'

L.M.
-

El Euromillones y la Primitiva son los primeros premios tras el parón desde el 12 de marzo por el estado de alarma

La recaudación de lotería cae un 30% tras la 'vuelta' - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La lotería es una de las costumbres más arraigadas a la normalidad que tienen los españoles.Cada semana son miles los que apuestan a su juego favorito, y desde que se decretara el estado de alarma el 14 de marzo no habían podido hacerlo.Sin embargo, la progresiva desescalada y vuelta a la actividad habitual permitió la reapertura de los establecimientos el pasado lunes, aunque con los ojos puestos en el jueves, cuando se produjo el primer sorteo durante el confinamiento. La Primitiva recaudó en la provincia 95.900 euros, un 30% menos que los 135.000 que se obtuvieron el 12 de marzo, dos días antes de la cuarentena impuesta por la COVID-19. «La gente tenía ganas, aún no tienen libertad de acción pero la respuesta ha sido positiva.Dentro de un mes la cosa esperemos vaya mucho mejor», apunta Ángel Álvarez, delegado de Loterías yApuestas delEstado enBurgos.
A nivel nacional también el primer sorteo tuvo una menor recaudación que el último preconfinamiento, obteniendo 9,5 millones sobre los 11,4 que venían siendo habituales, un 17% menos. «En hostelería o grandes superficies aún no ha arrancado al cien por cien pero han abierto.En los establecimientos están funcionando bien», explica Álvarez. Sin embargo, y aunque los datos son relativamente buenos, la imagen de las administraciones a día de hoy dista mucho de lo que eran antes de 14 de marzo. En la que regenta María Ángeles Balbás en la calle Avellanos no faltan las pegatinas en el suelo para hacer cola, los geles desinfectantes, la separación entre ventanillas o la limpieza de la barra cada cierto tiempo. «Me he quedado sorprendida de lo concienciada y respetuosa que es la gente. Antes era impensable que esperasen su turno tan ordenados como ahora», apunta Balbás. Para esta semana hay dos sorteos planificados, el de la Primitiva y el Euromillones, mientras que poco a poco se volverán a incorporar nuevos como la Lotería Nacional, que ha reprogramado desde el 19 de marzo todas sus fechas desde el 11 de junio. «A la gente mayor le tenemos que explicar lo del cambio de días pero manteniendo el billete con la fecha anterior, y algunos nos piden que les cambiemos el día a boli», asegura entre risas.
En su administración cuentan con dispensadores de boletos que permiten no estar tocando todos para obtener uno, por lo que los cajetines siguen en sus puestos.No obstante, si uno no trae el bolígrafo de casa para rellenarlos, desde la ventanilla ofrecen uno, que posteriormente desinfectan. Lejos queda ya el bic atado a una cuerda, tan habitual en los negocios de lotería. «Todo el mundo quiere normalidad, y creo que podemos servir de engranaje para lograrla poco a poco», indica Balbás, que cuenta en el interior de su local con el Sello de Confianza delPequeñoComercio otorgado por la Cámara de Comercio de Burgos para transmitir tranquilidad a los burgaleses que acuden a comprar.