scorecardresearch

Una Catedral hecha con claveles

B.G.R.
-

La feria de Navidad de los floristas se ha inaugurado hoy en el Monasterio de San Juan y homenajeará a la Seo

La Feria de Navidad de los floristas se ha inaugurado este lunes en el Monasterio de San Juan. - Foto: Patricia González

Después de varios años con el  Palacio de Castilfalé como escenario y uno de parón por la pandemia, la Asociación de Floristas de Burgos (Flojabur) celebrará este año su feria de Navidad en el patio del Monasterio de San Juan. Habrá cuatro puestos de venta, pero la principal novedad estará en la «espectacular» decoración de este espacio, donde se hará un guiño al VIII Centenario de la Catedral con una recreación de la SEO elaborada con cerca de 8.000 claveles traídos de Cádiz como flor principal. 

Con unas dimensión de cinco metros de ancho por cinco de alto,  esta creación floral pretende convertirse en el gran atractivo de la muestra, ya que se le añadirán las letras de Burgos, aunque no será el único. Ya se han colocado unos jardines en el centro del patio, mientras que la parte izquierda (donde se encuentra el arco que se trasladó el paseo de la Isla) se ornamentará con flores naturales como gerberas y hortensias. También habrá otro espacio para la realización de talleres abiertos al público en los que aprender a confeccionar coronas de adviento y una zona de photocall para los asistentes que quieran inmortalizar su asistencia.

La feria, que se celebrará desde este lunes y hasta el miércoles 8, fue presentada por la concejala de Comercio, Rosa Niño, quien alabó el trabajo de los floristas y destacó la importancia de este evento para el que se ha firmado un convenio específico con la asociación Flojabur. Su presidenta, Sefa Tur, destacó el «esfuerzo» de este departamento para hacer posible el mercado en un espacio tan privilegiado.Su compañero y también miembro de la agrupación, David Ruiz, subrayó que la muestra será además «cien por cien sostenible», ya que una vez finalizada el 90% de las plantas y flores utilizadas se destinarán a la decoración navideña de los mercados de abastos, residencias de ancianos, centros cívicos o colegios. De igual forma y cuando termine el periodo festivo, parte del género como los abetos se plantarán en distintos jardines y zonas de la capital burgalesa. La entrada a la feria es gratuita y habrá controles de aforo para evitar aglomeraciones. El horario irá de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas