scorecardresearch

La alta inflación eleva la recaudación de tributos estatal

L.M.
-

Hacienda ingresó durante el año pasado 872,8 millones de euros de tributos desde Burgos, un 10% más que en 2020 impulsada por el aumento del IVA y del Impuesto de Sociedades

Los precios de los combustibles se han disparado en los últimos meses. - Foto: Jesús J. Matías

La escalada de precios que atormenta a los burgaleses está empezando a jugar del lado del Ministerio de Hacienda, ayudando a paliar la delicada situación en la que quedaron las arcas públicas tras la pandemia. Prueba de ello es que la recaudación de tributos estatales desde Burgos subió a lo largo del año pasado un 10% (84,5 millones de euros) en comparación con el 2020 hasta los 872,8 millones. De este modo, la Agencia Tributaria regresa a niveles de 2018, cuando recibieron 878 millones.
La inflación, que en marzo se situó en Burgos en el 10,6%, ha provocado un aumento del coste de la inmensa mayoría de productos y bienes que repercute en el IVA. La recaudación por este concepto alcanzó en la delegación provincial los 350,5 millones el curso pasado frente a los 315 que se ingresaron al sistema un año atrás. En relación al IRPF, que se basa en un porcentaje de los rendimientos del trabajo, de los del capital mobiliario, del inmobiliario y de las actividades económicas, pasó de los 352,5 a los 379,8 millones. La recuperación de buena parte de la economía, el buen ritmo de las empresas -aunque se torció a finales de año- y especialmente la bajada de los niveles de paro y la salida de trabajadores de los ERTE han provocado que este tributo haya ingresado un 7,7% más en los pasados doce meses del pasado ejercicio.

(La información completa, en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)