scorecardresearch

Temperaturas altas en verano... pero también en otoño

C.M.
-

La Agencia Estatal de Meteorología prevé un otoño e invierno con temperaturas cálidas y pocas precipitaciones, lo que evidencia el cambio climático

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el delegado de la Aemet en Castilla y León, Manuel Mora, junto al secretario, Ricardo Elena. - Foto: DB

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Manuel Mora, han dado a conocer la predicción meteorológica para este otoño en Burgos y el balance del verano que terminará este viernes. Todo parece indicar que la temperatura este otoño será más alta de lo habitual y que habrá pocas precipitaciones tras un verano caracterizado por unas temperaturas extremadamente altas. Sin embargo, en la provincia burgalesa no se ha alcanzado el récord, que se registró en 2003.

Las medias de las temperaturas entre 1981 y 2010 en la Comunidad de Castilla y León fueron de 20,1 grados mientras que este año ha sido de 22,9. En el caso de Burgos, la media de las tres décadas se situó en los 18,5 grados mientras este año ha alcanzado 20,9. 

También se han registrado pocas precipitaciones. En el caso de Burgos de 1981 a 2010 cayeron 87 litros por metro cuadrado, mientras que en 2022 fueron 30, es decir 57 litros por metro cuadrado. "Este aumento de las temperaturas y la disminución de las lluvias pone en evidencia que el cambio climático es una realidad y se traduce en una extensión de los climas áridos", señaló Barcones, que descató la importante labor que hace la Aemet.