Tres décadas de superación

A.I.A.
-
Los equipos de Virgen del Rocío (Sevilla) e Instituto Guttman (Barcelona) posan antes de iniciarse la final de la Copa del rey el 13 de diciembre de 1982. - Foto: Fede

El Plantío acogió la Copa del Rey de baloncesto en silla de ruedas en 1982 y 36 años después vuelve a ser sede de una competición que ha crecido en todos los aspectos

Un grupo de burgaleses con discapacidad física decidió jugar al baloncesto. Era verano de 1979. De la camaradería, competitividad y pasión por el deporte surgió el Club Baloncesto El Cid. Una entidad modélica que fue reclamo para acoger en 1982 la Copa del Rey y 36 años después repetir.Alfredo Martín, Jenaro Tapia, Javier Rilova, José Manuel Varga, Ricardo Núñez y Ángel Acha jugaron su primer amistoso en Pamplona. Acudieron con sillas con ruedas y hasta con apoyamanos. Pesaban 25 kilos pero no eran freno para romper su ilusión. Más de tres décadas después, el salto cualitativo de este deporte ha sido abismal. Este fin de semana, los 8 mejores equipos españoles disputan en Burgos la Copa del Rey de baloncesto en silla de ruedas.