scorecardresearch

La recaudación de Sucesiones se dispara un 42% por la pandemia

SPC
-

La Junta recauda 817,5 millones en tributos el año pasado, la cifra más elevada desde 2007

Imagen de recurso de la firma de un testamento. - Foto: Lola Ortiz

El exceso de mortalidad en Castilla y León a causa de la pandemia de la covid-19 ha tenido su reflejo en la recaudación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en la Comunidad, que el pasado año repuntó un 42,7 por ciento hasta los 264,99 millones de euros. En total, los ingresos globales vía tributos de la Junta alcanzaron los 817,54 millones en 2021, la mejor cifra desde 2007, y un 32,6 por ciento más que el ejercicio anterior. Estas cifras, recogidas en la memoria tributaria del Gobierno regional del año pasado, analizada por Ical, constatan que la aprobación de la bonificación del 99 por ciento en Sucesiones y Donaciones a favor de familiares directos, cónyuge, descendientes o adoptados o ascendientes o adoptantes, supuso un avance «de forma considerable» del número de donaciones y de ahí «la recaudación en otros impuestos».

Así, el número de contribuyentes que se beneficiaron de bonificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones ascendió a 102.201, un 74 por ciento más que en 2020, y el ahorro tributario sumó 555,94 millones de euros, con un crecimiento del 87,7%. El estudio precisa que la aprobación de la nueva bonificación en donaciones de este tributo, que se empezó a aplicar el 9 de mayo, alcanzó hasta el 31 de diciembre, a 13.898 autoliquidaciones, con un beneficio fiscal de 122,23 millones, mientras que el importe global de los expedientes ascendió a 1.235,6 millones. Asimismo, el 70% de las autoliquidaciones corresponden a donaciones por menos de 50.000 euros; y prácticamente el 90 por ciento, por menos de 100.000. 

La recaudación global del Ejecutivo autonómico ascendió el año pasado, a 817,54 millones de euros, con un espectacular aumento del 32,6 por ciento, respecto a 2020. El dato, según pone de relieve el Ejecutivo regional, es el más elevado desde 2007, cuando ascendió a 1.047,3 millones, para iniciar un desmoronamiento con la crisis financiera y del ladrillo. Y es que hasta el año 2019, la recaudación disminuyó en casi 350 millones, para volver a bajar en más de 67 en 2020 como consecuencia de la covid-19. 

La recaudación de Sucesiones se dispara un 42% por la pandemiaLa recaudación de Sucesiones se dispara un 42% por la pandemia - Foto: FS ICAL

Desde la Junta remarcaron que la recaudación de 2021 supone un 24,34% más que el importe presupuestado inicialmente, y aclara que una parte de la subida procede de expedientes que deberían haberse cobrado en 2020, pero se ampliaron los plazos ante la situación excepcional. Dentro de los tributos cedidos, destaca el crecimiento de la recaudación de Transmisiones Patrimoniales, 36%; y de Actos Jurídicos Documentados, 35%, con ingresos por 254,5 y 98,3 millones de euros, en cada caso, muy vinculados al traspaso de vivienda. 

El Impuesto sobre Patrimonio creció muy moderadamente, un 3,6%, y supuso unos ingresos a la Junta de 38,59 millones. Por otra parte, la tasa sobre el juego se disparó un 71,2 por ciento, y supuso una recaudación de 65,2 millones de euros, porque estas empresas que tuvieron que cerrar varios meses por la situación excepcional de la covid-19, y obtuvieron por la falta de liquidez, aplazamientos en el pago. En cuanto a los impuestos propios, cabe destacar los 62,7 millones del de Afección Medio Ambiental, y los 7,6 del de eliminación de residuos.