scorecardresearch

Cambiarán una ordenanza para hacer un badén en calle Madrid

C.M.
-

El alcalde de Burgos está de acuerdo con la demanda vecinal de ubicar un paso elevado a la altura del número 41 para mejorar la seguridad de los peatones ante el aumento del tráfico

La zona tiene mucho tránsito de vehículos y los peatones se llevan algún que otro susto. - Foto: Alberto Rodrigo

El equipo de Gobierno rectifica y atenderá la petición vecinal de hacer un paso de peatones elevado a la altura del número 41 de la calle Madrid. Para ello, será necesario llevar a cabo una modificación de la Ordenanza de Normalización de Elementos Constructivos, que era la que se alegaba para denegarlo. 

La citada normativa prohíbe colocar pasos elevados en zonas por las que pasa transporte público, en sistemas generales, tramos con más de dos carriles de circulación salvo que exista una mediana no flanqueable o tramos con una intensidad media superior a 5.000 vehículos al día, mucho de los extremos que se cumplían en este caso, según se recogió en un informe técnico.

Sin embargo, se ha tenido encuentra que se trata de un punto con mucho volumen de tráfico no solo del barrio sino de salida de la ciudad y para acceder a Parque Burgos y con el paso elevado (pasos de cebra resaltados, según la terminología oficial) se mejoraría la seguridad de los peatones.

El alcalde, Daniel de la Rosa, aseguró que se trabajará en la modificación de la ordenanza para que pueda estar aprobada lo antes posible y el próximo año acometer las obras. «Hay un problema de interpretación. Si es sobre una nueva vía es de aplicación pero no si es sobre un suelo urbano consolidado, algo similar a lo que ha sucedido con la instalación de la fibra óptica», señaló.

En este sentido, avanzó que el proyecto ya está redactado junto a otros tres de otras zonas más de la ciudad, de modo que al ser nuevas infraestructuras se tendrá que consignar una partida en la modificación del Presupuesto de 2022.

Los pasos elevados se han confirmado como una garantía para que los conductores levanten el pie del acelerador y los peatones puedan cruzar la calle con más tranquilidad como ha sucedido en las avenidas de la Independencia o Castilla y León con gran afluencia de tráfico rodado. También se hablo de la posibilidad de instalarlos en las avenidas de los Derechos Humanos y Cantabria y la calle San Francisco.

Desde la Asociación de Vecinos Nuestro Barrio celebran esta decisión cuya demanda se canalizó a través de la Junta del Distrito Sur.