scorecardresearch

Villatoro se asocia para exigir las dotaciones prometidas

C.M.
-

Cerca de 40 residentes respaldan la iniciativa, que ahora deberá superar la tramitación administrativa

Los residentes reclaman la construcción de un acceso peatonal al barrio. - Foto: Jesús J. Matías

Los últimos acontecimientos han precipitado la decisión pero los residentes en el barrio de Villatoro han decidido impulsar una asociación vecinal para reclamar las dotaciones prometidas y los arreglos de las existentes negados durante años. Hasta ahora las reivindicaciones las canalizaban a través del Consejo de Barrio pero la carencia de competencias con la llegada de los distritos ha sido determinante para impulsar la nueva asociación.

Un grupo de 40 vecinos mantuvo el lunes una reunión para su constitución aunque deberá superar una larga tramitación administrativa con su inscripción en el registro municipal y de la Junta, de modo que no estará plenamente operativa hasta enero de 2023. «Queremos unir al barrio y tirar todos del carro para conseguir que las promesas que se hicieron por escrito hace años y que no se han materializado», indicó Javier Rodríguez Barrios, presidente de la Asociación de Vecinos y Vecinas de Villatoro. 

Se refiere Rodríguez a un compromiso firmado en 2004 por el Consorcio para la ampliación de l polígono industrial de Villalonquéjar IV de construir un centro cívico en el barrio en compensación por la expropiación de terrenos en su término municipal para dedicarlos a la implantación de industrias. Nada más se supo de esa promesa a pesar de que el Ayuntamiento forma parte del mismo.

El actual centro municipal no es accesible para personas con movilidad reducida y, de hecho, ha dejado de ser colegio electoral en las elecciones al no tener garantiza la accesibilidad universal. 

También reclaman la construcción de un acceso peatonal para llegar al centro urbano. Deben transitar por el arcén de la Nacional 627 hasta la denominada rotonda del dinosaurio mientras que desde esta glorieta hasta Bricomart hay un tramo de acera y carril-bici. Sin embargo, desde ahí al Carrefour la única opción es ir andando por la calzada. Los actuales presupuestos municipales contemplan una partida para hacer un estudio de la viabilidad del proyecto, dado que todo el terreno no es de titularidad municipal lo que complicaría su construcción. «También pedimos que nos arreglen los parques infantiles, dado que algunos tienen unos socavones enormes y hemos estado dos meses para que arreglaran dos bancos», aseguró. 

El barrio también muestra así su hartazgo con el enésimo retraso en la ejecución de las obras de construcción de dos pozos para desviar las aguas subterráneas fuera de las casas y evitar la formación de grietas desde hace una década. Cabe recordar que la única empresa que se presentó al concurso quiere rescindir el contrato, tras un retraso de meses en la obra como consecuencia de que el Ayuntamiento se dejó caducar la autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Si el contrato se resuelve de manera amistosa, la intención del Ayuntamiento es convocar otro concurso y resolverlo antes de fin de año. 

Barracas. Otro de los frentes de batalla será la instalación de las barracas en la calle Laredo hasta que la ciudad no cuente con un recinto ferial. Los residentes en Villatoro tienen claro que se ubicarán allí durante tres o cuatro años. «Los vecinos están en contra de la forma en la que se tomó la decisión», indicó el nuevo presidente, al tiempo que reclamó al Ayuntamiento la limpieza de la zona que se utilizó como aparcamiento.