Una mirada distinta a Cervantes

L. Sierra (ICAL)
-

El Monasterio de Santo Domingo de Silos se llena de la esencia cervantina de Venancio Blanco. El palentino expone en el espacio monacal algunas de las piezas más importantes de su carrera en una obra poliédrica que abarca toda su vida artística.

Venancio Blanco atendió a los asistentes tras la presentación - Foto: Valdivielso

Desde los primeros trazos en Roma hasta sus últimas servilletas. La obra de Venancio Blanco dedicada al mundo cervantino recala desde hoy en el Monasterio silense para mostrar al visitante una exposición poliédrica, compuesta por pinturas en color, otras en blanco y negro, además de esculturas en bronce y de sus famosos dibujos en diminutas servilletas. Todas dedicadas a Cervantes y el Quijote.