scorecardresearch

UGT urge un plan juvenil para garantizar acceder a un empleo

SPC
-

"Del total de la población, solo un 12 por ciento somos personas jóvenes", alertan desde el Consejo de la Juventud en Castilla y León

UGT Castilla y León organiza una jornada de formación orientada a jóvenes para la mejora de las competencias comunicativas en la búsqueda de empleo. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

El secretario general autonómico de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, aseguró hoy en Valladolid que el plan juvenil para acceder al empleo que diseñó el Gobierno central en 2013 para que lo desarrollaran las autonomías "no ha funcionado, en primer lugar porque la mayoría de los jóvenes ni lo conocen, y en segundo lugar porque quienes lo conocen cuando han tenido que hacer trámites se han perdido en la administración con el papeleo". "Hay que darle una vuelta y diseñar un plan juvenil para el acceso a un mercado de trabajo que sea estable y con condiciones", resaltó. 

Así lo apuntó instantes antes de participar en una jornada de formación orientada a jóvenes para la mejora de las competencias comunicativas en la búsqueda de empleo. En declaraciones recogidas por Ical, subrayó que "la reforma laboral de 2012 no ha creado empleo, y menos empleo de calidad", y apuntó que las mujeres y los jóvenes han sido, una vez más, los más golpeados por la crisis. 

Con jornadas como la celebrada hoy, desde el sindicato buscan diseñar junto al propio colectivo afectado "reivindicaciones hacia la administración regional y las locales, para que sean conscientes de que los jóvenes tienen que ser un colectivo prioritario a contratar dentro de los planes de empleo que se negocian con ellos". 

"Desde UGT siempre hemos creído en la juventud. Hemos analizado que uno de los problemas que tenemos es que la gente joven se acerca poco a los sindicatos. Por eso hemos querido que la juventud sea protagonista dentro del sindicato, por eso hemos creado una organización juvenil dentro de UGT que se llama RUGE, que son quienes eligen a sus cargos representantes, y que tiene autonomía propia dentro del sindicato, y queremos que participen en nuestra actividad acercándolos a las mesas de diálogo social con la administración por la problemática específica", explicó. 

"Hoy la emancipación de un joven no pasa porque tenga ayudas para el alquiler o la compra de una vivienda, sino porque tenga un puesto de trabajo estable y con un salario digno. En esta Comunidad muchos jóvenes están en el desempleo y quienes tienen un trabajo es con un contrato precario con salarios que no llegan ni a la media que se está pagando a nivel nacional, con contratos a tiempo parcial por horas, que no les dan para poderse emancipar y cubrir sus necesidades vitales", resumió.

"De forma constante queremos potenciar nuestra organización juvenil, llevarlos a las mesas de negociación, y que se organicen entre ellos. Tienen que ser los propios jóvenes quienes encabecen el presente y el futuro de la propia Comunidad. Desde UGT colaboraremos de forma continua con todas las organizaciones juveniles que se preocupan de este tema", abundó antes de cederle la palabra a la presidenta del Consejo de Juventud de Castilla y León, Sandra Ámez. 

Ella lamentó que, según se desprende del Observatorio de Emancipación que han presentado recientemente, "los jóvenes siempre se quedan a la cola de la recuperación". "Lo vimos con la crisis de 2008 y ahora está volviendo a pasar, el colectivo juvenil es siempre el que más tarda en recuperarse", señaló. 

En ese sentido, detalló que "el empleo es el ombligo sobre el que todo gira, ya que si una persona joven no tiene un empleo no va a poder emanciparse y desarrollar su formación". "Solamente el 15,4 por ciento de los jóvenes en Castilla y León se ha podido emancipar, y cada vez se marchan más jóvenes de la Comunidad. La despoblación y el éxodo de talentos es un problema global, pero en Castilla y León alrededor de 3.000 jóvenes abandonan la Comunidad cada año en busca de oportunidades laborales", comentó. 

Entre las reivindicaciones que reclaman, censuró que "muchas veces las ofertas formativas que existen en Castilla y León no van adaptadas realmente a las oportunidades que hay de empleo". "Al final tenemos una educación muy buena y de calidad, pero estamos formando a gente cuyo talento se está aprovechándolo en otras autonomías. Tenemos que lograr que jóvenes se queden en la Comunidad, que puedan desarrollar aquí su formación, pero sobre todo que tengan un empleo para poder posteriormente fijar población. Si seguimos cada año exportando a jóvenes nos vamos a quedar sin ellos. Del total de la población solo un 12 por ciento somos personas jóvenes, y sumado eso a la baja natalidad nos lleva a que vamos a ser la autonomía más envejecida de España", argumentó.

Por su parte, la secretaria ejecutiva responsable del área de Juventud de UGTCyL, Sonia González, explicó que el principal objetivo de su departamento es "poder formar a los jóvenes para que cuando se incorporen al mercado laboral sepan cuáles son sus derechos para evitar los contratos precarios y que puedan tener trabajos dignos para que puedan tener una emancipación natural, no a los treinta años sino a una edad temprana". "Somos una comunidad con las mejores universidades de España y sufrimos fuga de talentos porque no encuentran trabajo", lamentó.

Con ese reto, aseguró que a través de RUGE quieren "llegar a todos los jóvenes", y por ello se acercarán a las universidades, a los institutos y a los centros de formación profesional, para "intentar llegar a todos con su propio lenguaje".