scorecardresearch

Los regantes del Canal de Aranda piden cesar al presidente

I.M.L.
-

Califican la situación de parálisis como «insostenible» y buscan los apoyos necesarios para forzar una asamblea. La gota que ha colmado el vaso ha sido el despido de los trabajadores

A los dos únicos trabajadores que tenía el Canal de Aranda les ha despedido y ha contratado una empresa en su lugar. - Foto: L.N.

«La situación es insostenible». Así califica el tesorero de la Comunidad de Regantes del Canal de Aranda, Javier Rojas, el estado de estancamiento que soporta esta agrupación desde que en 2016 se eligiese a Ángel Miguel Sancho como presidente. La lista de problemas que acumula esta comunidad de regantes, según el punto de vista del sector opositor, es larga y está abocando a la desintegración de la misma. «Nos ha tenido a la junta de gobierno permanentemente dedicada a los distintos procesos judiciales, conllevando además una importantísima suma de gastos de juicios, abogados y procuradores difícilmente asumibles», reprocha Rojas sin olvidarse de «la nula inversión en la mejora de nuestra red de acequias», en la que no se invierte desde 2016, «la última vez que se hizo fue ese año, pero porque venía acordado del anterior mandato», apostilla.

A la ya de por sí tensa situación arrastrada durante estos años, ahora se ha sumado una nueva decisión unilateral del presidente al que ahora se pretende apartar del cargo. «Ha despedido a los dos trabajadores y, en su lugar, ha contratado a una empresa para que haga sus funciones», expone Rojas.

Con esta última decisión, una parte de la junta de gobierno, entre los que, además del tesorero, están el vicepresidente y la secretaria, ha convocado una reunión a todos los comuneros para intentar destituir al presidente de su cargo.

«Tenemos que buscar un mínimo del 25% de los apoyos de los comuneros, aunque sabemos que tenemos más, para forzar a convocar una asamblea», explica el tesorero, para en ella obligar a que se convoquen las elecciones. «Tenía que haberlas convocado ya, cada dos años se renuevan los vocales y cada otros dos los cargos de la Comunidad de Regantes, él lleva desde 2016 y ni ha convocado ni nada», reclama Javier Rojas.

En la comunicación que se ha trasladado a los comuneros del Canal de Aranda se les muestran el grado de ingobernabilidad al que se ha llegado. «La crisis a fecha de hoy ha subido un grado más, haciendo imposible gobernar y atender la comunidad en sus necesidades más cotidianas y elementales: contratos de trabajadores, reparaciones, escritos de usuarios, pago a proveedores,...», enumeran los convocantes de esta reunión, sin olvidarse de que las cuentas bancarias permanecen bloqueadas. «El presidente está adoptando decisiones sin contar con los miembros electos de la junta de gobierno, que es el órgano de gestión de la comunidad», denuncian en su convocatoria.

Esta comunidad cuenta con 1.900 regantes y abarca un total de  2.300 hectáreas repartidas por los municipios de Zazuar,  Vadocondes, Aranda y Villalba de Duero. A ellos se les traslada la necesidad de «plantear posibles soluciones que eviten la desintegración de la comunidad de regantes, así como tomar decisiones de calado ante los problemas del futuro más inmediato, entre ellas respecto a la próxima campaña de riego que, además, se presenta incierta por la escasez de agua almacenada» reza la comunicación que se les ha hecho llegar para convocar la reunión, que tendrá lugar este lunes a las 19 horas en una de las salas del centro cultural de Caja de Burgos.