scorecardresearch

Alfredo Sualdea, hombre de moda en Segunda RFEF

J.A.D.C.
-

El delantero arandino, autor de 15 tantos en liga, es uno de los grandes culpables de la clasificación del Cristo Atlético para el play off de ascenso a Primera RFEF

Alfredo Sualdea, jugador arandino del Cristo Atlético, celebra el gol anotado en Copa del Rey al RCD Espanyol - Foto: Óscar Navarro

El delantero arandino del Cristo Atlético, Alfredo Sualdea, puede que se haya convertido esta temporada en uno de los jugadores más de moda de toda la Segunda RFEF. Así lo reflejan al menos sus números. Cifras meteóricas para un 'Frodo' (como se le conoce en el mundo del fútbol), en estado de gracia tras anotar 15 goles en liga y otro más en Copa del Rey ante el RCD Espanyol, y que han servido al joven ariete ribereño para ayudar a lograr este pasado fin de semana ante el Pontevedra (1-1), una de las mayores gestas que se recuerdan a orillas del Carrión palentino: la clasificación final para el play off de ascenso a Primera RFEF.

Un escenario prácticamente impensable al inicio de curso porque «la idea inicial era mantenerse», ha reconocido para DB el propio futbolista arandino, pero ante el que en ningún momento los integrantes del vestuario morado han tenido vértigo alguno de sus posibilidades porque, como comenta, «según pasaban los días y las semanas, veíamos que podíamos conseguirlo».

Fruto de «la unión» existente en la plantilla, ha valorado precisamente éste, pero también de la ilusión generada en la ciudad por un sueño que ahora parece poder coger forma definitivamente, y que al parecer ha calado fuertemente entre la afición al señalar positivo que, «la verdad es que es cierto que este fin de semana vino muchísima gente a animarnos y a apoyarnos desde la grada».

Algo que 'Frodo' agradece porque «eso nos da ese plus de concentración que el equipo necesita para ganar», relata, pero que en su caso particular no parece antojarse especialmente determinante ya que hablar del '9' ribereño en los últimos años, es hacerlo siempre de sinónimo de gol (15 tantos en el presente curso, 17 en el anterior en filas del Mirandés B y 12 goles más dos años con el Numancia B). 
«Puede ser, y no sé por qué, pero la verdad es que siempre he tenido una facilidad enorme para marcar», apunta. «No sé si alguien me habrá tocado con una varita mágica o qué, pero ver portería es algo que me ocurre desde pequeñito». Ahora bien, y como añade prácticamente a continuación, «eso es algo también que, sin el equipo, no podría suceder. Así que no puedo más que agradecerles a todos mis compañeros su enorme trabajo sobre el campo».

Un trabajo que ahora espera puedan culminar con acierto en las dos próximas semanas intentando lograr el ascenso en Alicante a Primera RFEF (la AD Mérida será el primer rival palentino allí), y para el que el equipo morado lo dará todo en tierras levantinas. «Sólo nos queda disfrutar», apunta. Y, «aunque va a ser muy complicado porque hay equipos muy buenos, y jugadores muy buenos, nosotros lo que tenemos que hacer ahora es ir a Alicante a darlo todo y a tratar de pasar de fase para intentar ganar luego la final».