scorecardresearch

De Burgos a Polonia: llevar material y traer refugiados

B.D.-J.M.
-

Varios voluntarios se dirigen en furgonetas y autocaravanas hacia Przemysl y Medika para entregar la ayuda humanitaria y contactar con familias ucranianas que huyen de la guerra y quieren venir a España

Carlos (c.), rodeado de voluntarios, tras entregar la ayuda humanitaria en Medika, a 5 kilómetros de la frontera con Ucrania.

El éxodo de refugiados en Ucrania es incesante. Ya ha superado el millón de personas que han conseguido traspasar las fronteras de Ucrania con Rumania o Polonia. Y hasta allí se está trasladando la solidaridad de medio mundo. La de las ONGs y personas anónimas que se acercan a ayudar. Entre esos voluntarios se encuentran un puñado de burgaleses, como Francisco,  Carlos, Íñigo y Ana, que no han dudado en coger sus vehículos (furgonetas y autocaravanas), recorrer miles de kilómetros para llevar la ayuda humanitaria y traer de vuelta a algunas familias ucranianas que quieran venir a España.

La suya no es una historia de héroes. Simplemente el gesto, relata con naturalidad, de un ingeniero burgalés que disponía de unos días libres y de un amigo que, movidos por un impulso que «no soy capaz de explicar», decidió recorrer 3.000 kilómetros para llegar hasta la frontera entre Polonia y Ucrania para entregar medicinas y algo de ropa para las víctimas de la invasión rusa. Una pequeña parte de la ayuda humanitaria que en las últimas dos semanas se ha recogido en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario del barrio de Fuentecillas.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)