scorecardresearch
Marian Peña

Observando al Mundo

Marian Peña


Piensen en el planeta

08/06/2022

Seguramente se enteraron, fue un llamativo suceso de domingo. Un joven disfrazado, en silla de ruedas, estampó una tarta contra la Mona Lisa en el museo del Louvre. En muchos medios de comunicación se limitaron a contar lo sucedido, en otros fueron más allá hablando de las motivaciones de esta persona para atentar contra una de las obras más conocidas del mundo. Al parecer, el hombre acompañó su acto con un mensaje: hay personas que están destruyendo la Tierra. Piensen en el planeta; no se olvidaron de añadir que el autor del incidente podría sufrir de ciertos problemas mentales y ahí se quedó el asunto.

Lo cierto es que la pandemia y posteriormente la guerra en Ucrania y sus consecuencias han hecho desviar la atención de políticos y ciudadanos del principal peligro que afecta a la humanidad que no es otro que el cambio climático, como muy bien se recordaba este fin de semana con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

El cambio climático ya no es una especulación, es una realidad que muy pocos niegan, cuyos efectos vemos por todas partes, en lo global, en lo regional y en lo local. Las noticias cada vez son más alarmantes, solo hay que dar un vistazo a las publicadas en las últimas semanas: falta de agua potable, fenómenos meteorológicos extremos, los Alpes pierden nieve y reverdecen, en 2050 se reducirán sustancialmente los rendimientos de los principales cultivos en los que se basa la economía de Castilla y León, si las temperaturas continúan aumentando y así un largo etcétera. 

Vamos tomando conciencia de las dimensiones del problema y estamos cambiando muchos hábitos pero no es suficiente. El tiempo juega en contra y hay que actuar de manera urgente y determinante y eso solo se consigue con la intervención decidida de los gobiernos que, hasta el momento, solo se han quedado en la declaración de intenciones del Acuerdo de París cuyos compromisos no acaban de materializarse. Hace unos días el Tribunal de Cuentas daba a conocer que la UE ha incumplido el objetivo de destinar el 20 por ciento de su presupuesto a la acción contra el cambio climático. 

Todo seguirá igual hasta que la prioridad sea poder vivir y no hacer negocio, mientras tanto, de nada servirá que los 'locos' lancen tartas contra la Gioconda.