scorecardresearch

125.000 euros para quitar el adoquín frente al Solar del Cid

B.G.R.
-

Las obras comenzarán en «pocas semanas» tras la caída grave que sufrió una alumna a la entrada del colegio situado en la plaza Enrique III

Residentes y padres del colegio se concentraron el pasado viernes para denunciar el mal estado del suelo. - Foto: Jesús J. Matí­as

Hace ahora una semana que vecinos y padres de alumnos del colegio público Solar del Cid se concentraron a las puertas del centro para denunciar el mal estado y la peligrosidad del pavimento adoquinado de la plaza Enrique III. Su sustitución por uno liso se había reivindicado desde 2016, pero no ha sido hasta este año cuando se ha atendido después de que una alumna sufriera una caída grave por la que necesitó asistencia en el HUBU. Con el fin de evitar más accidentes, el concejal de Vías Públicas, Julio Rodríguez-Vigil, avanza que el Ayuntamiento invertirá entre 125.000 y 175.000 euros en el cambio del suelo, cuyas obras podrían iniciarse «en pocas semanas».

La decisión se ha tomado después de que el departamento municipal que dirige haya realizado una «valoración técnica y económica» de las posibles soluciones a adoptar en el pavimento de dicho espacio público del barrio de San Pedro de la Fuente, además de analizar «el encaje de esta actuación en alguno de los contratos formalizados por esta Sección para la ejecución de este tipo de trabajos». Dicho estudio fue avanzado por el edil después de que el pasado viernes visitara la zona acompañado por la concejala y presidenta del distrito Oeste Margarita Arroyo, si bien en ese momento aún no estaba decidida qué intervención iba a realizarse ni en qué momento. 

Las noticias no han tardado en llegar y ayer mismo Rodríguez-Vigil anunciaba que el Consistorio «se compromete a ejecutar la obra necesaria para eliminar el pavimento de adoquín existente y sustituirlo por uno liso, con el fin de disminuir ostensiblemente la probabilidad de que se produzcan más accidentes». De igual forma, precisó que las previsiones pasan por que la obra pueda comenzarse en breve con un presupuesto estimado de la actuación que oscila entre los 125.000 y los 175.000 euros. Por ahora, se desconoce el tiempo que durará la actuación, aunque «en las próximas semanas se dispondrá de más información». 

Desde 2016. Dicha intervención responde a las peticiones que tanto los vecinos como la Asociación de Madres y Padres (Ampa) y la Dirección del colegio llevan realizando desde 2016 al considerar que el adoquinado no es el pavimento más adecuado para un entorno escolar, ya que las caídas y los tropiezos se suceden no solo entre los alumnos, sino también entre los viandantes. Además, el paso del tiempo lo ha ido deteriorando, con piedras levantadas y con aristas, huecos pronunciados entre estas y desniveles que aumentan la peligrosidad del entorno.

Los ánimos se han encendido este año tras varios accidentes «serios», según denunció el Ampa, el último de ellos el pasado 7 de abril, que requirió la intervención de la Policía Local y de una ambulancia después de la caída de una alumna que tuvo que ser trasladada al HUBU al realizarse un corte profundo en la cabeza por el que requirió 15 puntos de sutura. El incidente hizo que las familias iniciaran una recogida de firmas, la asociación de vecinos del barrio convocara una concentración y la Dirección del centro educativo enviara un escrito al Ayuntamiento.