scorecardresearch

El ansiado regreso al Coliseum

J.C.M
-

El Hereda San Pablo recibe al Andorra con el objetivo de brindar el triunfo a los casi 8.000 aficionados que poblarán las gradas

Imagen de la afición en el partido ante el Breogán. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Han pasado más de 570 días y el Coliseum volverá a vestirse de gala. Casi 8.000 aficionados podrán regresar a la fiesta del baloncesto en Burgos. En la segunda jornada ya pudieron presenciar el partido ante Breogán unos 3.000 abonados, pero el Coliseum al 80% es otra cosa y esta tarde (20.45 horas) la plantilla del San Pablo podrá vivir esta experiencia y brindar una victoria a su afición. Enfrente, el Morabanc Andorra, un rival que llega herido después de sus tres derrotas consecutivas, pero que atesora un nivel suficiente para salir en cualquier momento de esta situación. 

El San Pablo afronta esta cita con una gran noticia, el regreso de Alex Renfroe después de varias semanas de incertidumbre. Pero la alegría no es completa, ya que su compañero de posición, Nikolic, se lesionó ante el Zaragoza y está prácticamente descartado para el encuentro de hoy. Los servicios médicos del club y el propio jugador valorarán si juega unos minutos o si se queda en el banquillo. Parece poco probable que salte a la pista y Zan Tabak volverá a tener el problema que ha arrastrado desde el inicio de Liga, con un solo base puro y la necesidad de recurrir a Kullamae durante muchos minutos, sobre todo porque Renfroe ha llegado muy justo físicamente después de tres semanas sin entrenar y habrá que ver cuántos minutos aguanta en pista.

Y ese problema en la dirección es el gran hándicap que tiene el San Pablo y que condiciona el juego de todo el equipo. Contra el Breogán resultó determinante y acabó con una dolorosa derrota. Reaccionó el equipo contra el Zaragoza y supo sobreponerse a este problema a costa de cargar de minutos a Nikolic, que se acabó lesionando a falta de 33 segundos para el final del partido.

Lo más positivo en Zaragoza fue precisamente la reacción de los jugadores tras el mal partido frente al Breogán. El San Pablo ofreció una lección de defensa y dejó a uno de los mejores ataques de la competición en 54 puntos. Este nuevo San Pablo basa su fortaleza en la defensa y esta noche volverá a ser la clave del encuentro. Capitaneados por Xabi Rabaseda, llevan al límite a su adversario y a partir de ahí construyen su ataque. En esta parcela la mejoría en Zaragoza fue clara, sin depender tanto de Benite y apareciendo otros jugadores como McGee, que jugó su mejor encuentro y demostró de lo que es capaz. También el juego interior tendrá importancia, ante un Andorra con jugadores muy físicos y duros en ambas zonas.

Mala racha. El Andorra llega a Burgos con una estadística contundente, nunca ha ganado en la capital burgalesa. Pero más allá de este dato histórico, llega a esta jornada con tres derrotas consecutivas (Betis, Real Madrid y Fuenlabrada), aunque hay que recordar que solo ha jugado un partido en su cancha, donde es realmente fuerte, contra el Real Madrid. Tiene la baja de Nacho Llovet y ha fichado temporalmente a Alazamora, precisamente su mejor jugador en el último partido ante Fuenlabrada.