scorecardresearch

Un «gran puente» que no atribuyen al nuevo Cidiano

B.G.R.
-

La ocupación ha rondado el 90% de media, con lleno el sábado y el domingo. El sector pide que el evento se cambie a otra fecha con más impacto turístico

La afluencia de visitantes, principalmente nacionales, se deja notar en las calles de la ciudad durante estos días. - Foto: Valdivielso

Las previsiones se han cumplido, aunque el optimismo de estas se encontraba condicionado al mejor escenario sanitario. Los hoteles se han llenado durante el pasado sábado y domingo, dejando una ocupación media desde el viernes y hasta ayer del 90% en la capital burgalesa. Por ello, la patronal del sector habla de un «gran puente», aunque sin atribuir los buenos datos a la celebración del nuevo Fin de Semana Cidiano, e instando a la sociedad Promueve, entidad patrocinadora, a que cambie las fechas del evento en próximas ediciones para que tenga impacto turístico en periodos de temporada baja.

El presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos, Luis Mata, asegura que la situación que ha vivido Burgos no ha sido excepcional, sino que se ha repetido en  todos los destinos de interior, ya sea de Castilla y León o de otras Comunidades Autónomas cercanas. Apunta a varios motivos a la hora de explicar la exitosa ocupación, entre los que destaca, en líneas generales, «las ganas que tienen los ciudadanos de salir, la favorable meteorología y el fin de la gran mayoría de las restricciones de la pandemia». Ya en el plano más local, hace referencia a la celebración del VIII Centenario de la Catedral y a su programación, asegurando que «se están recogiendo los frutos» de actividades como la Vuelta Ciclista a España, con salida en la capital y tres etapas en la provincia.

El responsable de la Asociación de Alojamientos Turísticos, integrada en la Federación de Hostelería, desvincula los buenos datos de pernoctaciones de la celebración de viernes a domingo del evento cultural Jimena y la leyenda del Cid, actividad alternativa al tradicional Fin de Semana Cidiano. «Hubo más ocupación ayer, el 80%, que el viernes, un 70%, cuando comenzaron las actividades. Si ha llenado Palencia, Soria o Segovia, no íbamos a dejar de hacerlo nosotros», sostiene. En este punto, recuerda la posición que ha mantenido la patronal respecto al desarrollo de este evento en otras fechas para poder atraer turismo, ya que el puente del Pilar «tiene tradicionalmente un peso muy importante en la ciudad». De hecho, asegura que la valoración es similar a la de ejercicios anteriores a la pandemia, frente a lo vivido hace un año, cuando las reservas eran mínimas y comenzó el cierre temporal y progresivo de hoteles.

El presidente de la Federación, Fernando de la Varga, comparte las argumentaciones de Mata y lamenta que se haya perdido «un evento de estas características al celebrarse en una fecha inadecuada» en la que la afluencia de visitantes «ya estaba garantizada». «Debemos aprender de esto para no cometer errores de esta envergadura en sucesivas ediciones», manifiesta.

Normalidad. En el caso de la hostelería, De la Varga asegura que la facturación se ha acercado ya a niveles prepandemia propios de una cierta «normalidad» en la que está destacando el turismo nacional. Al respecto, Mata destaca como aspecto positivo de este puente que ya se ha empezado a notar movimiento de viajeros internacionales y, especialmente, de peregrinos. En cualquier caso y en el conjunto de España, el turismo de interior ha superado al de costa, donde las ocupaciones «han rondado el 70% y un 80% en Madrid», según el análisis que ha realizado la patronal nacional (CEHAT), de la forma parte la asociación provincial. 

La remontada turística no parece quedarse aquí. Mata avanza que los alojamientos de la ciudad ya han comenzado a notar el inicio de las reservas para el siguiente puente, el de los Santos, lo que hace que se mantenga la esperanza y el optimismo entre el sector.